Los monopod o bastones de filmación son habituales entre muchos usuarios de cámaras de acción como la GoPro. Powerpole, sin embargo, es el único que permite grabar ininterrumpidamente durante ocho horas. Su secreto es muy sencillo, se trata de un mástil extensible relleno de baterías.

El dispositivo es sencillo. En el interior del monopod extensible (entre 43 y 76 centímetros) hay una batería de 5.400 mAh. La batería original de la GoPro Hero 3, la más potente de las versiones, solo tiene 1.080 mAh.

Dos conectotes USB en el extremo permiten alimentar de forma continua la GoPro, o cualquier otro dispositivo USB que queramos cargar mientras tanto. La estructura del mástil está confeccionada en aluminio y, aunque no es sumergible, sí es resistente a la suciedad y las salpicaduras. Powerpole acaba de terminar con éxito su ronda de financiación en Kickstarter. Si todo va según lo previsto, las primeras unidades comenzarán a llegar en octubre. [Powerpole vía Gizmag]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)