El Apple iMac con pantalla Retina luce sencillamente extraordinario. No podía ser de otra manera. Hay una condenada cantidad de píxeles ahí dentro. También está en juego la reputación de excelencia de Apple como para no ser menos que extraordinario.

Advertisement

Para ser sincero, el iMac Retina es de esos dispositivos que deja con la boca abierta. Estuve todo un minuto mirando embobado la pantalla hasta que recordé que había ido a verlo para escribir sobre ello. Para compartir el mismo efecto, solo tenéis que ampliar y descargar alguna de las fotografías de alta resolución que acompañan a este post. En miniatura no se aprecia el efecto tan bien.

Tomemos como ejemplo la escena nocturna de París que sirve de portada. Se ve sencillamente increíble incluso pese a que la tomé desde un ángulo nada óptimo. Basta ampliarla para apreciar el nivel de detalle que ofrece la pantalla. ¿La foto del Arco del triunfo? No me puse a recortarla o a hacer zoom en el iMac. Sencillamente puse el zoom de la cámara a tope y saqué la foto. Ese detalle de la imagen es el que puedes apreciar a simple vista si te acercas mucho a la pantalla 5K del nuevo iMac.

Advertisement

No he tenido la oportunidad de editar fotos o vídeo, pero basta contemplar el nuevo iMac un rato para entender que está dirigido a profesionales de la imagen que dan mucha importancia a la calidad visual. El nivel de detalle es un sueño para hacer zoom y luego navegar por las fotos todo el tiempo que queramos.

Sin tener en cuenta las características internas y posibles puntos débiles que pueda tener, es bastante notable que Apple ofrezca un ordenador completo por 2.499 dólares, que es el mismo precio que Dell pide por un monitor 5K del mismo tamaño.

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

La pantalla, por cierto, no es táctil.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)