Antes de que la inauguración al gran público tuviera lugar, varios medios se acercaron hasta las instalaciones de Disneyland para palpar de qué iba eso del lugar más feliz del mundo. La revista LIFE, por ejemplo, no dio lugar a la duda: “Puede ser más de lo que los niños pueden soportar”, advirtió en su reportaje.

Image: Walt Disney cruza el puente levadizo a la entrada del castillo en lo que será el corazón de Disneyland (AP)

Todo comenzó en algún momento de 1953. Un día, Walt Disney se reunió con el artista Herb Ryman y plasmó en unos papeles las ideas que tenía para una nueva y ambiciosa atracción familiar. Aquellos bocetos dibujados a mano representaron el concepto original de Disneyland, hoy una fastuosa marca genuina del imperio Disney que cuenta con 11 parques temáticos mundiales.

Image: Walt Disney le cuenta a un periodista de AP donde se detendrán los dos trenes de Disneyland para abordar a los pasajeros para el viaje por los terrenos (AP)

Curiosamente, los bocetos originales se pusieron a la venta hace poco más de un año. Unos dibujos donde se representaba el castillo icónico de la princesa que debía ser el punto de inicio para todos los turistas que accedieran al monumental parque. También se podía apreciar un barco pirata, una estación de ferrocarril o una plaza principal con un globo aerostático flotando sobre el parque.

Image: Boceto original del parque (AP)

Advertisement

Advertisement

El dibujo difiere de cómo se ve el parque hoy en día, principalmente porque el mapa original se dibujó para ayudar a atraer inversores.

Sin embargo, la esencia se mantuvo para el día de la inauguración en Anaheim, Los Ángeles, el 17 de julio de 1955. Desde entonces, centenares de millones de personas han acudido a este particular mundo de fantasía.

Image: Construyendo Adventureland en el parque. (AP)

Lo cierto es que Walt Disney tenía claro el negocio desde décadas atrás. En 1930 ya hablaba de un lugar donde los padres y los niños pudieran divertirse juntos, pero su visión y los medios necesarios no tomaron forma hasta ese 1953, cuando él y su equipo seleccionaron una zona a las afueras de Los Ángeles y comenzaron la construcción.

Advertisement

Advertisement

Image: Disney revisa algunos de los caballos que se usarán en el gran tiovivo que se erigirá en el centro de la sección Fantasyland de Disneyland (AP)

Así que tras meses de trabajo a contrarreloj, el 17 de julio de 1955 tuvo lugar la puesta de largo, y casi la mitad de Estados Unidos se reunió alrededor de los televisores en blanco y negro para presenciar la inauguración a través de la transmisión en directo de la cadena de televisión ABC, también inversor de un tercio en el parque temático.

El interés en Disneyland fue tan grande que se estima que 70 millones de personas sintonizaron para ver la presentación organizada por el actor y el futuro presidente Ronald Reagan.

Image: Día de la inauguración (AP)

Tras más de dos décadas de planificación y un año vertiginoso de construcción, el creador de Mickey Mouse había transformado el espacio desértico en Anaheim, California, en un parque temático de 17 millones de dólares.

Advertisement

Advertisement

Image: Día de la inauguración (AP)

Estados Unidos vio como el propio Walt presidía la ceremonia. Luego, a los espectadores les llevaron por un recorrido virtual por los cuatro reinos de Magic Kingdom: Frontierland, Adventureland, Fantasyland y Tomorrowland.

Image: Vista aérea del parque (Wikimedia Commons)

Todo parecía desarrollarse como un sueño, aunque lejos de las cámaras de televisión el día de apertura de Disneyland fue más parecido a una pesadilla. Al igual que muchas producciones de Disney, la emisión en directo fue una fantasía muy diferente a la realidad.

Image: Life/Loomis Dean

Para empezar, la desilusión de muchos niños: muchas de las atracciones del parque no estaban listas para operar el día de la inauguración. El Rocket to the Moon, Peter Pan y Dumbo estaban cerradas. Además, los visitantes de la inacabada Tomorrowland, que representaría la vida en 1986, cuando viajar a la luna debía ser un hecho cotidiano, permaneció cerrada en 1955.

Advertisement

Advertisement

Image: AP

¿Por qué? Por las prisas por terminar la construcción. Esto hizo, por ejemplo, que las altas temperaturas cambiaran drásticamente el escenario. El asfalto en la Main Street literalmente comenzó a derretirse en alquitrán pegajoso que atrapaba los tacones altos de algunas mujeres, mientras que la escasez de fuentes debido a la huelga de fontaneros días antes provocó monumentales enfados entre el gran público.

Image: Life/Loomis Dean

A todo ello hay que sumar que el parque temático esperaba la llegada de unas 15.000 personas en la inauguración (todas a través de invitación), sin embargo, pasaron casi 30 mil por las puertas con entradas falsificadas. Incluso algunos escalaron una valla usando una escalera que presidía un tipo que cobraba 5 dólares por la “entrada” alternativa.

Image: AP

Las crónicas del primer día de la inauguración también hablaron de la nula preparación que se tenía en la autopista para un escenario del calibre de Disneyland. Cientos de miles de visitantes tuvieron que hacer largas colas de tráfico a altas temperaturas.

Advertisement

Advertisement

Image: AP

En cualquier caso, lo vivido el día de la inauguración fue un espejismo. Han pasado más de 60 años y el público sigue acudiendo en masa al parque de atracciones que se sigue anunciando como el lugar más feliz del mundo. [Wikipedia, Mashable, VanityFair]