Esta foto, que parece una especie de tĂșnel misterioso sin final, es en realidad el interior del cañón de un AMX-56 Leclerc de la armada francesa justo despuĂ©s de haber pasado por un proceso rutinario de limpieza y pulido de interior.

Advertisement

El procedimiento, llamado REMEC, se encarga de revisar el estado de todos los vehículos y de prepararlos para maniobras futuras. Aunque parezca baladí, las condiciones, el pulido y el estado del interior de un tubo de cañón tiene que ver mucho con la balística y las condiciones en las que el proyectil es eyectado fuera del mismo.

Los Leclerc son una clase de tanques de guerra normalizado y usado sobre todo por el ejército francés. Parece pesado, pero puede alcanzar 72 km/h en condiciones eståndar y mås de 90 si son favorables, como una carretera, por ejemplo. [vía Armée Française]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)