Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Timothy A. Clary (Getty Images)

Tener una fecha límite es algo aterrador, lo sé. Y Microsoft le ha dado a todos los usuarios de Windows 7 una advertencia muy importante: actualice a un sistema operativo más moderno antes del 15 de enero de 2020, o nunca más recibirá actualizaciones de seguridad en tu PC. Más adelante este mismo año, Microsoft incluso comenzará a deshabilitar servicios clave de Windows 7, como el acceso al juego Internet Checkers.

Sí, estoy siendo un poco despreocupado por esto, pero el abandono de Windows 7 por parte de Microsoft es motivo de preocupación para muchos. Muchos se hacen esta pregunta: “si no puedo permitirme actualizar a otro sistema operativo ahora mismo, ¿tendrá resultados catastróficos si no actualizo?”

Advertisement

¿Catastróficos? No. Si todavía te estás aferrando a Windows 7, es muy probable que lo estés utilizando para atender un puñado de necesidades sencillas: enviar correo electrónico, navegar por la web, etc. Eso, o tal vez usas algunas aplicaciones específicas que no funcionan con versiones futuras de Windows, o incluso podría estar ejecutando Windows 7 en hardware antiguo que puede soportar la actualización por cualquier razón (quizás es demasiado lento, o no tiene espacio disponible).

Windows 7 continuará funcionando después del 15 de enero. Sin embargo, ahora que Microsoft no lanzará más actualizaciones de seguridad para el sistema operativo, es cierto que Windows 7 será más vulnerable a los ataques. De eso no hay duda.

Sin embargo, estoy dispuesto a arriesgarme y decir que podrás mitigar la mayoría de los problemas con un poco de sentido común. Eso significa pensar mucho sobre la configuración de ciberseguridad en el hogar y hacer todo lo posible para garantizar que no llegue a tu PC ningún tipo de software que pueda aprovechar las vulnerabilidades que Microsoft ya no solucionará mediante parches.

Advertisement

Si yo todavía usara Windows 7, elegiría la opción más radical. Instalaría alguna versión de Linux (como LinuxMint) en mi PC y ejecutaría Windows 7 a través de una máquina virtual, lo que me daría un sistema nuevo y actualizado para trabajar en las actividades cotidianas, y accedería a Windows 7 para cualquier aplicación o servicio súper específico que necesite usar. No es un proceso difícil de hacer, pero es posible que la configuración de este tipo de sistema resulte una tarea complicada para muchas personas que todavía usan Windows 7. O quizás tu PC tiene poca potencia para ejecutar una máquina virtual.

Si esa opción no es para ti, hay muchas otras cosas que puedes hacer para mantenerte lo más protegido posible de las vulnerabilidades mientras te aferras a la familiaridad de Windows 7. Estas son algunas alternativas:

  • Asegúrate de estar utilizando un router que todavía reciba actualizaciones de firmware de su fabricante (por ejemplo, un router que tenga menos de seis años de antigüedad). Mantén el router actualizado y hazlo lo más seguro posible.
  • No uses una cuenta de administrador para las tareas diarias. Usa una cuenta estándar y cambia a una cuenta de administrador solo cuando necesites cambiar alguna configuración del sistema, y cambia de nuevo a la cuenta estándar cuando hayas terminado.
  • Usa un antivirus que continúe recibiendo actualizaciones después de la fecha de finalización de la vida útil de Windows 7 (recomiendo la versión gratuita de BitDefender).
  • Analiza regularmente tu sistema con una herramienta antimalware gratuita. Mantén actualizada esa herramienta.
  • Mantén el BIOS de tu sistema lo más actualizado posible (si no es antiguo).
  • Mantén activas las funciones críticas de seguridad de Windows (como el Firewall de Windows) y desactiva o elimina las funciones que no necesitas (Java, Adobe Flash Player, Quicktime, Shockwave Player, etc). Del mismo modo, elimina cualquier otra basura que hayas instalado en tu PC: barras de herramientas del navegador, aplicaciones que no usas, entre otras.
  • No descargues archivos que te han enviado y no reconozcas. No abras archivos que tu navegador descargó por sí solo.
  • No uses Internet Explorer, en cambio, usa un navegador que tenga en cuenta tu privacidad y seguridad. Añade uBlock Origin y uBlock Origin Extra, Privacy Badger y HTTPS Everywhere como mínimo.
  • Usa un DNS de terceros para ayudar a mantenerte más seguro mientras navegas.
  • Ejecuta aplicaciones desconocidas en un entorno limitado (o sandbox) mientras confirmas que son seguras de usar.
  • Haz una copia de seguridad de tu sistema y tus archivos críticos ahora mismo. Guarda esa copia de seguridad en una ubicación segura, en caso de que tu PC con Windows 7 se vea afectado por algún tipo de malware horrible y debas comenzar desde cero.
  • Considera cifrar los datos más importantes que almacenas en tu PC.
  • Mantén las aplicaciones lo más actualizadas posible.
  • Intenta aplicar algún truco o hack para obtener actualizaciones gratuitas de Windows 7 durante unos años más.
Advertisement

Y aquí hay una idea aún más loca: si por alguna razón no necesitas acceso a internet en tu PC con Windows 7, simplemente desconéctatlo. Las posibilidades de que tu sistema sea hackeado desaparecen por completo, siempre y cuando no conectes memorias USB desconocidas a tu PC.

Advertisement

No quiero decir que hay forma de proteger Windows 7 por completo a partir del 15 de enero (aparte de desconectar tu PC de internet). Supongo que la mayoría de los ataques informáticos tendrán su base a partir de la actividad del usuario; por ejemplo, mediante algún tipo de intento de phishing o malware que logre hacerte caer, y esto probablemente será mediante una aplicación maliciosa que infecte tu PC y logre explotar las vulnerabilidades de tu sistema operativo obsoleto. Con algo de sentido común de ciberseguridad, deberías ser capaz de evitar la mayoría de estos casos (o todos).

Eso no significa que debas aferrarte a Windows 7 para siempre. Ningún sistema operativo es 100% seguro, por lo que prefiero usar un sistema operativo que Microsoft está parcheando regularmente que con uno que no. Sin embargo, incluso si actualizas a Windows 10 debes mantener buenas prácticas de seguridad, dado que es una de tus mejores líneas de defensa contra malware, virus y otros problemas digitales desagradables.

Share This Story

Get our newsletter