Captura de pantalla: Garage 54

Construir una batería casera con un limón es un experimento científico sencillo y barato con el que podemos acercar a los más pequeños a la ciencia. Sí, el cableado de un limón puede producir electricidad en, por ejemplo, un reloj pero, ¿cuántos limones harán falta para arrancar un auto?

La “magia” de la batería de un limón surge por la simple adición de cobre y zinc, lo que permitirá que el jugo de limón actúe como un electrolito y desencadene una reacción electroquímica que puede alimentar objetos pequeños. Para ello, debemos insertar el cobre en un extremo de un limón, y el zinc en el otro, luego conectar los dos puntos por cable y así alimentar una fuente de electricidad de bajo rendimiento.

Pero como decíamos al comienzo, ¿cuántos limones necesitaríamos para arrancar un auto? Esto es precisamente lo que hacen un grupo de mecánicos rusos en el canal Garage 54, y la respuesta son 1.000 limones.

Un experimento que ya había realizado hace un año el ex ingeniero de la NASA, Mark Rober. El hombre trató de arrancar un Volkswagen de carreras totalmente eléctrico, y para ello creó la batería de limón más grande del mundo.

Por cierto, como vemos en el vídeo de Rober, la potencia combinada de 1.000 limones solo podía ofrecer una carga minúscula para el vehícula de carreras. Básicamente, no hay forma de que esta batería en particular pueda enfrentarse a semejante máquina. [Garage 54]