El salto de Apple a las pantallas grandes está llevando a mucha a hacerse la misma pregunta: ¿merece la pena un smartphone de pantalla gigante como el iPhone 6 Plus? ¿Qué ventajas y desventajas tiene un móvil de ese tamaño frente a otro más pequeño? ¿Cuál me debo comprar? Ahí van algunos puntos que te ayudarán a decidir.

El iPhone 6 Plus por supuesto no es el primer phablet del mercado. Samsung fue de hecho el primero en apostar por las pantallas grandes, y todos los fabricantes siguieron detrás. Hasta Apple. El tamaño del iPhone 6 Plus es muy similar al de otros phablets que ya hemos probado como el Galaxy Note 3 o 4. Dejando a un lado las diferencias en sistemas operativos, la usabilidad de los móviles de pantalla grande es más o menos la misma. Esto es lo que has de tener en cuenta.

Qué ofrece una pantalla grande

Advertisement

Una pantalla de 5,5 pulgadas o similar hace que, obviamente, todo se vea mucho más grande. A veces, ridículamente grande. Lo bueno es que la resolución Full HD del iPhone 6 Plus, o superior en otros terminales como el Galaxy Note 4 (2560 x 1440 píxeles), hace que veas más información y con más nitidez. Es decir:

  • Puedes ver más contenido de un vistazo al navegar por páginas web.
  • Verás más espacio en redes sociales, más líneas de actualización en Facebook o un timeline más generoso en Twitter.
  • Las películas, las fotos, los vídeos... se verán mucho mejor en una pantalla de este tamaño.
  • También los juegos, con controles mucho mayores y más cómodos.
  • Navegar por la pantalla táctil, tocar en los diferentes enlaces, teclear... será, en general, mucho más cómodo y no cometerás tantos errores.

Advertisement

Ventajas y desventajas del tamaño phablet

Además de la pantalla, el cuerpo en sí más grande de un phablet tiene ventajas y desventajas adicionales a tener en cuenta.

Advertisement

Ventajas:

  • Un smartphone más grande supone también una mayor batería. Los smartphones Android con pantallas grandes siempre han presumido de muy buena autonomía y eso es justo lo que parece que va a pasar también con el iPhone 6 Plus.
  • Más cómodos de utilizar con dos manos. Para mucha gente, teclear o navegar por Internet en un móvil en modo apaisado y utilizando dos manos es la mejor forma de hacerlo.

Advertisement

Desventajas:

  • Son demasiado grandes para llevarlos en la mayoría de bolsillos. Si sueles vestir vaqueros ajustados, olvídate.
  • Al ser más grandes, también pesan más, y puede acabar siendo incómodo. Eso sin mencionar que, para muchos, hacer llamadas desde una pequeña tabla de surf queda bastante ridículo.
  • Sí, la batería dura más, pero también necesita más tiempo para cargarse. Uno se acaba acostumbrando, pero es algo a tener en cuenta.
  • No querrás llevar un phablet pegado al brazo para medir tu ejercicio o carrera diaria.

Advertisement

¿Son demasiado grandes para usarlos con una mano?

La respuesta es sí, son demasiado grandes. Pero no todo está perdido. La mayoría de phablets en Android ya incluyen modos de software para utilizar solo una mano, bien dividiendo la pantalla en dos o comprimiendo las apps y contenidos. Apple ha seguido la misma idea en iOS 8 para el iPhone 6 Plus, que junta todos los iconos de la parte superior de la pantalla en la parte inferior, de forma que lo puedes utilizar cómodamente con una mano.

Advertisement

De todas formas, piensa cuánto tiempo utilizas hoy en día tu móvil con una sola mano. La mayoría de las veces solemos ayudarnos de ambas. Salvo que tu smartphone sea un modelo de 4 pulgadas o menos, casi siempre acabaremos utilizando ambas manos en muchas situaciones, por lo que el cambio tampoco es tan drástico.

La mejor forma de saber si un phablet es para ti

Advertisement

Al final, la decisión depende de tus gustos personales y el tamaño de tu mano. Sobre lo segundo, hay una forma muy sencilla de saber si te acostumbrarías al iPhone 6 Plus o a un smartphone de un tamaño similar. Puedes imprimir y recortar este dibujo del iPhone 6 y el 6 Plus a tamaño real, pegarlo a un cartón, y probar unas horas a ver qué tal lo ves. No tendrás una idea del peso o el grosor, pero al menos sí una orientación del tamaño respecto a tu mano.

Yo tengo un método nada científico para hacerme una idea si un teléfono es demasiado grande o no. Si lo que mide el teléfono de alto es mayor que la distancia entre la base de la palma de tu mano y la punta de tu dedo meñique, entonces probablemente ese modelo sea demasiado grande para ti. Si haces la prueba y tienes en cuenta todos los factores mencionados antes, la decisión final será mucho más sencilla.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)