Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Refutan por fin una de las falsas creencias más populares sobre los tiburones

Un nuevo estudio aporta pruebas sobre la capacidad para dormir de estos animales.

We may earn a commission from links on this page.
Una de las especies de tiburón estudiadas, reposando en un acuario.
Una de las especies de tiburón estudiadas, reposando en un acuario.
Foto: Victor Grigas / CC BY-SA 3.0 (Fair Use)

Una de las creencias más extendidas sobre los tiburones es que no duermen. Al menos que no lo hacen profundamente. Bien, pues es falso. Un nuevo estudio por fin ha aportado pruebas biológicas al respecto y los escualos duermen tan profundamente como cualquier otro animal.

La razón por la que se creía que los tiburones no podían dormir como la mayor parte de las demás criaturas vivientes se asentaba en el hecho de que algunas especies de tiburón (como el infame tiburón blanco) no tienen agallas musculadas como las de otros peces, y por tanto necesitan mantenerse constantemente en movimiento para que entre agua (y con ella oxígeno) en su sistema respiratorio.

El ecofisiólogo Michael Kelly y sus colegas de la Universidad del Oeste de Australia acaban de publicar un nuevo estudio al respecto en Biology Letters. Los investigadores monitorizaron durante las 24 horas el ritmo metabólico de una de las especies que se supone que no pueden dormir, el Cephaloscyllium laticeps.

Advertisement

El resultado es que, efectivamente, duermen un sueño profundo durante pequeños períodos de tiempo. Los niveles de oxígeno del animal descienden de manera consistente durante estas fases.

Curiosamente, el sueño de los tiburones no tiene nada que ver con si cierran o no los ojos. Solo alrededor del 38 de los escualos cierran los ojos mientras duermen, y parece tener más que ver con la cantidad de luz ambiental que con otros factores (muchos tiburones son eminentemente nocturnos y, en esencia, no les gusta la luz brillante). Según Kelly y sus colegas, el indicador mas consistente para saber si un tiburón está echando un sueñecito es la postura. Según este estudio, cuando duermen mantienen el cuerpo completamente plano y horizontal.

Advertisement

En anteriores estudios, Kelly y sus colegas habían descubierto que los tiburones responden con mayor lentitud a los impulsos eléctricos en el agua, pero eso, de por sí, no era prueba suficiente sobre si realmente dormían. El ritmo metabólico sí lo es.

Si duermen, ¿cómo es posible que se sigan moviendo? No hay una respuesta clara a este misterio, pero un estudio llevado a cabo en los 70 sugiere los tiburones controlan sus mecanismos de natación mediante centros nerviosos en la espina dorsal. En otras palabras, que es el sistema parasimpático el que se encarga de esas funciones en lugar del cerebro cuando el animal está inconsciente.

Advertisement

Lo que ya no sabemos es con qué sueñan los tiburones cuando duermen, si es que lo hacen. El siguiente paso de los investigadores es precisamente examinar la actividad cerebral de los tiburones durante sus particulares siestas.