Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Revelan la causa que desató el brutal tsunami en Tonga

El tsunami viajó entre 1,5 y 2,5 veces más rápido que un tsunami típico provocado por un volcán

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Revelan la causa que desató el brutal tsunami en Tonga
Imagen: CSU/CIRA and JAXA/JMA (Other)

Parece que han pasado varias vidas, pero fue hace unos meses, a comienzos de 2022, cuando el tsunami producido por la erupción de Hunga Tonga golpeó varios países de Oceanía, Asia y América, con olas de hasta 15 metros en algunos lugares.

Como consecuencia de esa fuerza de la naturaleza, una onda expansiva volcánica batió récords, y ahora un nuevo estudio asegura haber dado con el mecanismo que pudo haber causado que el tsunami viajara tan lejos y con tanta fuerza, un fenómeno conocido como ondas de gravedad acústica (AGW), un tipo particularmente largo de onda de sonido que puede viajar extremadamente rápido a través del mar o el aire.

Cuentan en su estudio que estas ondas viajaron a través del agua, hacia la atmósfera y luego a través de las olas a medida que se desarrollaba la erupción volcánica, y cuando convergieron múltiples olas, le dieron al tsunami aún más energía. Según el geólogo Ricardo Ramalho de la Universidad de Cardiff en el Reino Unido:

La idea de que los tsunamis podrían ser generados por ondas atmosféricas provocadas por erupciones volcánicas no es nueva, pero este evento fue el primero registrado por instrumentación moderna y densa en todo el mundo, lo que nos permite finalmente desentrañar el mecanismo exacto detrás de estos fenómenos inusuales.

Advertisement

Para determinar la presencia de estas olas, los investigadores utilizaron una combinación de datos registrados del nivel del mar, la atmósfera y las lecturas satelitales. Como resultado de ello, hubo una “correlación directa” entre los primeros signos de perturbación del aire causados ​​por los AGW y el comienzo del tsunami en varios lugares.

El equipo explica que la forma en que los AGW excitan la interfaz océano-atmósfera fue crucial para producir resultados tan dramáticos y dañinos. Por ejemplo, cuentan, uno solo de estos tipos de ondas puede extenderse a cientos de kilómetros de longitud, y pueden viajar miles de metros bajo el agua, además de alcanzar una velocidad cercana a la del sonido en el agua. Para el matemático Usama Kadri de la Universidad de Cardiff:

La erupción de Tonga se produjo en un lugar ideal debajo de la superficie, en aguas poco profundas, lo que provocó que la energía se liberara a la atmósfera en forma de hongo cerca de la superficie del agua. Por tanto, la interacción de los AGW energéticos con la superficie del agua era inevitable.

Advertisement

Más datos obtenidos del estudio. El tsunami viajó entre 1,5 y 2,5 veces más rápido que un tsunami típico provocado por un volcán, alcanzando velocidades de alrededor de 1000 km/h a medida que atravesaba los océanos Pacífico, Atlántico e Índico en menos de 20 horas. No solo eso. Debido a que viajaba través de la atmósfera, el tsunami pudo llegar al Caribe y al Atlántico sin pasar primero por América del Sur. [ScienceAlert]