Samsung ha decidido adelantarse a la presentación oficial del próximo Lunes en Barcelona. La coreana acaba de hacer públicos los nuevos Samsung Gear 2 y Gear 2 Neo. ¿Notáis algo raro en el nombre? Efectivamente. Les falta la palabra Galaxy, y la razón es que los nuevos smartwatch abandonan el sistema operativo Android para adoptar Tizen.

Advertisement

El sistema operativo desarrollado por Samsung no es el único cambio. Los nuevos Gear 2 cambian el procesador a 800MHz de un solo núcleo de la primera generación por un chip de doble núcleo a 1GHz. Samsung también ha movido la cámara hasta la esfera del reloj, lo que permitirá cambiar de correas entre tres colores disponibles. No está confirmado aún si se podrán usar correas de otros fabricantes.

Estamos hablando todo el rato de dos modelos. El segundo, denominado Gear 2 Neo, es una versión más sencilla que prescinde de la cámara. Ambos, sin embargo, integrarán monitor cardíaco y vendrán con una nutrida tienda de aplicaciones propia, aunque no está claro aún cómo afectará el cambio a Tizen al tema de aplicaciones y a la compatibilidad entre las apps del primer modelo y de estos nuevos modelos.

Debajo, el Gear 2 Neo (sin cámara) y en naranja:

Advertisement

La cámara del Gear 2 es de 2 megapíxeles, mientras que la pantalla Super AMOLED en ambos modelos, de 1,6 pulgadas, tiene una resolución de 320x320 píxeles, igual que en el Galaxy Gear anterior. La memoria RAM en ambos es de 512 MB, con 4GB de almacenamiento interno. Ambos son también resistentes al agua y al polvo (certificación IP67) y cuentan con conectividad Bluetooth 4.0.

Se desconoce aún el precio de estos dos nuevos modelos, pero sí que estarán disponibles en abril. Sin duda, será interesante comprobar cómo afecta Tizen al rendimiento y manejo de estos smartwatch de segunda generación. En cuanto les pongamos las manos encima en el Mobile World Congress os lo contaremos.

Debajo, el Gear 2:

Advertisement

El Gear 2 Neo, en otro color: