El iPad Mini 3 es una excelente tableta. No la he probado, pero lo se porque es casi idéntica al iPad Mini 2 Retina que sí pude probar el año pasado. Lo que queremos decir con esta afirmación es muy sencillo: si quieres comprar un iPad Mini, mejor compra el del año pasado mientras puedas, que es 100 euros / dólares más barato.

La única razón por la que puedes querer perder cien euros o dólares es porque necesitas desesperadamente tener acceso a alguna de estas dos características: Sensor de huellas dactilares Touch ID, o una llamativa carcasa en color dorado. Ya lo dice la parodia: "Gold is Best". O no.

Advertisement

Eso eso todo. Esa es la única diferencia entre los dos. Las características internas son exactamente las mismas, la pantalla es la misma, el peso y el grosor son los mismos, la cámara es la misma. Aquí está la comparativa de características si no te lo crees. Ni siquiera han actualizado el procesador. Todo es igual, salvo la opción de comprarlo en dorado o de tener un botón de inicio con Touch ID. No parece una función que, por sí sola, merezca un aumento del 33% en el precio. Apple, de hecho, dedicó 30 segundos a presentar el iPad Mini 3. Debe ser la presentación de producto más rápida de su historia.

Si quieres una tableta Apple excelente, el iPad Mini 2 Retina es una muy buena opción. Por cien dólares más, puedes pasar al iPad Air 2, que sí que tiene una serie de características mejoradas que hace que merezca la pena el desembolso extra. O, si no te importa gastarte bastante más, el iPhone 6 Plus es la mejor mini-tableta Apple que puedes comprar.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)