Si no fuera por los excrementos del mamut, posiblemente nadie podría comer el pastel de calabaza en Acción de Gracias

Cuando millones de estadounidenses se sienten en la mesa con la familia y amigos para celebrar el día de Acción de Gracias, no deberían olvidarse de expresar gratitud a los excrementos del mamut. Esta caca extinta fue clave para la degustación del pastel de calabaza.