Advertisement

Las palomas no son un vector de enfermedades tan terrible como creemos. Las odiamos por otro motivo

Las consideramos una plaga tan infecta que se han ganado el apelativo de las ratas del aire, pero ¬Ņrealmente son tan peligrosas? El soci√≥logo Colin Jerolmack se embarc√≥ en una investigaci√≥n de 150 a√Īos, y la respuesta a la que lleg√≥ es sorprendente: el odio a las palomas es infundado.

Una paloma recorre 20 kilómetros de autopista adelantando a 100 por hora

No todos los d√≠as te adelanta una paloma a 100 kil√≥metros por hora ‚ÄĒy encima por la derecha. Este p√°jaro recorri√≥ los 20 kil√≥metros que separan √Āmsterdam de Utrecht como lo habr√≠a hecho cualquier holand√©s: por la autopista A2. Podr√≠an estar col√°ndonos un fake, pero lo que vemos es cient√≠ficamente posible.

No, los tiranosaurios no rugían, hacían un ruido más parecido al arrullo de las palomas

Cuanto m√°s avanzan las investigaciones de los paleont√≥logos, m√°s indicios hay de que los feroces dinosaurios carn√≠voros como el Tyrannosaurus rex, en realidad eran m√°s parecidos a gallinas gigantescas que a los lagartos b√≠pedos que imagina el cine. El √ļltimo de esos indicios tiene que ver con los sonidos que emit√≠an.