Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

The Mandalorian es justo lo que necesitaba Star Wars

Imagen: Lucasfilm.

The Mandalorian es la primera serie live action del universo de Star Wars, y su primer episodio promete contar una historia que no solo es digna de la saga, sino que por fin hace algo que este universo hasta ahora no se había atrevido a hacer, con algunas excepciones entre cómics y series animadas: contar una historia completamente nueva y distinta.

Hablemos de esta serie, sin spoilers.

Advertisement

Sí, es un poco injusto decir que ninguna otra obra se había arriesgado a hacer algo nuevo teniendo en cuenta que existen tantos libros, cómics, juegos e incluso una serie animada tan buena como Star Wars Rebels (eso sin contar todo el universo expandido que ya no forma parte del canon oficial). Pero hasta ahora lo único live action que existía de Star Wars (de nuevo, sin contar producciones como aquel especial de navidad) eran las películas, y básicamente ninguna de ellas se había arriesgado a contar algo nuevo. Algo distinto.

Las hasta ahora ocho películas de la saga principal han girado por completo alrededor de una familia llamada Skywalker, y la novena continuará con esto. Rogue One, ese gran spin–off de la saga, incluía personajes nunca antes vistos pero al final también conectaba con la misma historia de las otras películas. Lo mismo sucede en el caso de Solo. Todo está conectado directamente a la saga Skywalker.

No estoy seguro de que The Mandalorian no vaya a tener algún tipo de conexión directa o quizás sutil con Luke y compañía, pero este primer episodio nos ha demostrado que no solo planea contar una historia independiente, sino que lo hará de una manera que hasta ahora no habíamos visto en la saga.

Advertisement

Porque The Mandalorian es un western. O mejor dicho, un western espacial.

Imagen: Lucasfilm.
Advertisement

En realidad, en el primer episodio de la serie suceden muy pocas cosas, pero todo el contexto que nos ofrece basta para imaginar lo que nos espera. El mandaloriano, que hasta ahora no tiene nombre (bueno, sí tiene, y al protagonista se le ha escapado), es un cazarrecompensas, del mismo modo que aquel conocido Boba Fett de la trilogía original de Star Wars lo fue. Al comienzo del episodio lo vemos dando cacería a un fugitivo, y tras completar su misión o contrato, acepta atrapar a un nuevo objetivo, misterioso y con un contrato que no incluye los protocolos tradicionales de su profesión.

El episodio termina con un tiroteo, junto a un nuevo conocido, el androide IG-11 interpretado por Taika Waititi (sí, el director de Thor: Ragnarok que también da vida a Korg en las películas de Marvel), y el mandaloriano encontrará algo que ni él ni nosotros habríamos imaginado.

Advertisement

La dirección del episodio es fantástica. Las tomas, en medio de desiertos o poblados sucios y llenos de mercaderes, recuerdan a cualquier película western de Clint Eastwood, en especial a aquella legendaria trilogía que termina en la película El Bueno, el malo y el feo. De hecho, la forma en la que el mandaloriano dispara se siente como un western.

Imagen: Lucasfilm.
Advertisement

Y la serie también parece que respetará la esencia más pura de la raza mandaloriana, la cual se divide en tribus y se basa en el honor y la batalla. Una raza de guerreros que en cierto modo se sienten más como samuráis que como simple soldados. Samuráis espaciales.

La historia de los mandalorianos comenzó con un Boba Fett que posiblemente ni siquiera George Lucas imaginó se haría tan popular en la trilogía original, debido a que apenas dice un puñado de líneas y tiene un papel muy secundario en la historia. Hoy en día, tras conocer mucho más de esta raza gracias a su aparición en distintos productos de Star Wars (como en la serie Rebels), se han convertido en una de las razas más interesantes de todo este universo. Y pensar que la primera serie live action se centrará en ellos es muy emocionante.

Advertisement

Jon Favreau fue el responsable de darnos las primeras películas de Iron Man, y ahora promete haber cocinado una serie que promete ser una de las mejores producciones en el universo de Star Wars. Es una lástima tener que esperar una semana antes de poder ver cada nuevo episodio.

Por último, The Mandalorian es una muestra de lo que puede ser Star Wars en live action fuera del cine, del enorme potencial que tiene, que no debería limitarse al cine o, mucho menos, a contar historias que involucren sables de luz. Se trata de una megaproducción hecha para el servicio de streaming de Disney, y la primera de varias ya confirmadas (incluyendo una serie de Obi-Wan Kenobi). Mi única duda es si los acontecimientos de esta serie podrían después conectarse a los de las películas, del mismo modo que Marvel lo piensa hacer en su MCU. De ser así, el final de este primer episodio abre la puerta a muchas posibilidades.

Share This Story

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key