Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Todas las veces que Bill Gates y Steve Ballmer hicieron el ridículo por ninguna razón en particular

Captura de pantalla: James Etue (YouTube)

La vergüenza ajena era parte de la esencia de Microsoft en los 90. Bill Gates y Steve Ballmer jugaron durante años con su escaso sentido del ridículo para hacer reír al público en cada conferencia de desarrolladores y cada lanzamiento de Windows. Algunos sketches sobrevivieron al cambio de milenio gracias a la gente que ha ido creando copias en YouTube. Aquí tienes los más memorables.

Austin Powers

No hay palabras para describir esta escena de Austin Powers reinterpretada por los propios Gates y Ballmer, quien hace el papel de su vida como Dr. Maligno. El corto, producido por James Etue, apareció en YouTube en 2009. Según Business Insider, probablemente fuera creado para uso interno en algún momento de la década del 2000, cuando Ballmer ejercía de CEO de Microsoft.

Advertisement

Windows 1.0

Un anuncio real de 1986 en el que Steve Ballmer presenta Windows 1.0. Más allá del entusiasmo propio de un vendedor de teletienda, lo más memorable son algunas de las frases a las que Ballmer pone énfasis, como “y viene con Reversi, ¡¿puedes creerlo?!” o “pídelo hoy... ¡excepto en Nebraska!”.

Microsoft Man

“Microsoft Man (Bill Gates) salva el día de nuevo rescatando a Clark Cursor (James Etue) de una muerte segura”. Otro de los clips de la colección de Etue en YouTube. Bill Gates sale a escena en lo que parece ser una conferencia para desarrolladores disfrazado de Microsoft Man. Suena la canción de Superman. El héroe de las calzas moradas y las gafas por encima del antifaz aparece entre una humareda tras tirar abajo una pared. Lleva a rastras al “reportero” Clark Cursor.

Advertisement

Clark Cursor

El “reportero” Clark Cursor (James Etue) era un personaje recurrente en las conferencias anuales para desarrolladores de Microsoft. En este sketch, Bill Gates acude a rescatarlo con un colador en la cabeza después de que “naufragara” en una “isla desierta”. Gates llega al rescate en piragua con una camisa hawaiana.

Advertisement

Start me up 

Bill Gates y Steve Ballmer ofrecen al público un baile incómodo de ver mientras suena Start me up de los Rolling Stones en el evento de lanzamiento de Windows 95. Hay mucho que analizar sobre este histórico momento para la tecnología, pero vamos a centrarnos en dos cosas: la desoladora cara de Gates y los extraños aspavientos de Ballmer. ¿Qué demonios está haciendo con los brazos?

Advertisement

What is love?

“En una de las presentaciones de Windows 98 e Internet Explorer, Steve Ballmer y Bill Gates se marcaron esta genial parodia de la película A Night at the Roxbury, más conocida por el gag de Jim Carrey, Will Ferrell y Chris Kattan en Saturday Night Live”. Es para verlo en bucle. Baby don’t hurt me, don’t hurt me, no more.

Advertisement

Día libre

Ballmer y Gates pasaron un día fuera de la oficina para la conferencia de desarrolladores de 2001. El sketch empieza con una referencia obligada a Scary Movie (—Hey Bill, whatsuuuup??? —Whatsuuuup???) y continúa con una impagable sucesión de secuencias de los empresarios ataviados con un jersey de punto montando en patinete, pedaleando en tándem, haciendo la compra...

Advertisement

Developers, developers, developers 

Developers, developers, developers, developers, developers.

La despedida

Bill Gates se despidió de Microsoft en el CES de 2008 con esta parodia de la serie The Office. El vídeo está plagado de caras conocidas, empezando por Steve Ballmer y siguiendo por Matthew McConaughey, Jay-Z, Bono, Steven Spielberg, George Clooney, Hillary Clinton y Barack Obama. Incluye imágenes no aptas para sensibles de Gates luciendo camiseta sin mangas y disfrazado de Lobezno.

Advertisement

DJ Gates

Gates siguió autohumillándose incluso años después de dejar de Microsoft. En 2016, se puso a los mandos de una mesa de mezclas para promocionar su web, GatesLetter.com, en la que cada año hace un repaso de cómo va el mundo.

Advertisement

I love this company

Cuando tienes un patrimonio de 50.000 millones de dólares, puedes ser lo que quieras. Steve Ballmer eligió ser un chimpancé. En esta inolvidable escena de 2001, el por entonces CEO de Microsoft saltó, gritó, agitó los brazos y finalmente se asomó al atril para gritar “Amo. A esta. Empresa. Yeaaaaah”.

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key