Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Tres años de cárcel para el adolescente que hackeó el Twitter de Elon Musk, Obama y más para robar Bitcoins

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Denis Charlet (Getty Images)

El pasado mes de julio de 2020 un adolescente de 17 años logró acceder a la cuenta en Twitter de docenas de celebridades, incluyendo Musk, Obama, Bill Gates y muchos otros, para llevar a cabo una estafa de Bitcoins. Ahora, ha sido condenado a 3 años de cárcel.

Advertisement

Graham Ivan Clark ha sido declarado culpable en el juicio que se llevó a cabo tras su estafa masiva de Bitcoins, que involucró tomar el control de cuentas de Twitter de personalidades con millones de seguidores en la plataforma, desde músicos hasta políticos y empresarios. Todos, gracias a poder acceder a un panel de control para empleados de Twitter.

Clark tenía 17 años al momento de llevar a cabo el hackeo, y al ser arrestado por las autoridades. Ahora, tras finalizar su juicio, parte de su acuerdo incluye servir 3 años de cárcel, de los cuales tomarán en cuenta los 229 días que ha pasado tras las rejas desde el momento de su arresto. Por supuesto, el relativamente corto tiempo que pasará en prisión es debido a que ha sido sentenciado como un “ofensor juvenil”, debido a su edad al cometer el crimen. Esto le abre las puertas a la posibilidad de pasar parte del tiempo de su condena en un campamento penitenciario para jóvenes.

Las cuentas de Twitter de Barack Obama, Jeff Bezos, Elon Musk, Kanye West y la cuenta oficial de Apple fueron algunas de las afectadas por el hackeo de Clark, el 15 de julio de 2020. Incluso la cuenta de Joe Biden fue víctima del hackeo, en un momento en el que aún era candidato a la presidencia de los Estados Unidos. La cuenta de Donald Trump, en cambio, no pudo ser hackeada al tener medidas de seguridad adicionales debido a su perfil gubernamental en ese entonces. [vía The Tampa Bay Times]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.