Un avión con 521 pasajeros que despegó en la ciudad de Dubái fue puesto en cuarentena tras su llegada al aeropuerto JFK de Nueva York, Estados Unidos, debido a que “unos 100 pasajeros” aseguraban sentirse enfermos, tosiendo repetidamente y algunos con fiebre.

Uno de los pilotos del vuelo EK203 de Emirates Airlines llamó a la torre de control del JFK para notificar que dos pasajeros tenían una fiebre elevada y aproximadamente 100 otros habían notificado a la tripulación que se sentían enfermos, y sufrían de un ataque de tos. Las autoridades estadounidenses fueron notificadas y el Centro de control de enfermedades (CDC) se presentó en el aeropuerto con un enorme número de ambulancias.

Advertisement

Al aterrizar, el avión fue puesto en cuarentena mientras los especialistas intentaban determinar qué sucedía.

En la pista de aterrizaje, alrededor del avión, se encontraba más de una docena de ambulancias y otra docena de coches de policía y camiones de bomberos, todo atentos ante una posible emergencia mayor o algún riesgo de brote de virus.

Advertisement

El avión, durante su viaje, hizo una parada en la ciudad de La Meca, y según un representante de la Alcaldía de Nueva York en esa ciudad existe un brote de gripa que podría haber llegado al avión y contagiado a algunos de los pasajeros. No obstante, aseguró, esto es solo una teoría hasta ahora.

Advertisement

Poco a poco los pasajeros bajaron del avión, siendo analizados por médicos y expertos del CDC. Aquellos pasajeros que aseguraron no sentirse enfermos pudieron continuar su viaje, tras una breve revisión. El resto, fue sometido a un análisis más detallado.

Photo: Larry Coben (AP Images)

Benjamin Haynes, portavoz del CDC, explicó en declaraciones a Gizmodo, durante la cuarentena, que “aproximadamente 100 pasajeros, incluidos miembros de la tripulación, se quejaron de sentirse enfermos, con síntomas como tos y algunos con fiebre. Los oficiales de salud pública del CDC están trabajando con las autoridades para evaluar a los pasajeros, lo que incluye tomar temperaturas y organizar el transporte a los hospitales locales para aquellos que necesitan atención”.

Advertisement

Los pasajeros estuvieron unas 3 horas detenidos entre el avión y la zona de revisión que las autoridades instalaron entre ambulancias en la pista de aterrizaje. Durante la cuarentena, oficiales del gobierno de Dubái culparon a una posible “intoxicación por alimentos”, aunque hasta ahora no han ofrecido detalles ni evidencia al respecto.

Tras finalizar la emergencia, el CDC determinó que 19 pasajeros habían sido contagiados con lo que posiblemente se trate de un caso grave de gripa, aunque todavía no está confirmado. De los 19 enfermos, 10 fueron hospitalizados, los otros 9 rechazaron ser atendidos por médicos. [vía Eric Phillips / Verge / NBC]