Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un hotel automatizado de Japón despide a la mitad de sus robots porque molestaban más de lo que ayudaban

Gif: japanesestuffchannel (YouTube)

En Japón están enamorados de los robots, y muchos compartimos ese sentimiento. Pero lo que comenzó como una idea genial, un hotel en mayor parte atendido por robots, no ha terminado bien. Sus flota robótica ocasionaba mas problemas de los que resolvía, y han “despedido” a la mitad de ellos.

Advertisement

El Hotel Hen–Na (“extraño”) se inauguró hace pocos años en Japón, y su principal atractivo era ser atendido por robots en su mayoría. Un total de 243 unidades trabajaban en el hotel, incluyendo un par de velocirráptores que atendían el mostrador y registraban a los nuevos huéspedes.

La idea, sobre papel, es fascinante y extremadamente divertida. Pero las cosas no funcionaban tan bien como esperaban. Los robots en gran parte necesitaban de asistencia humana, ocasionando más molestias de las que debían solucionar. Los velocirráptores, por ejemplo, tenían que ser asistidos por humanos para sacar copias del pasaporte o el documento de identidad de los huéspedes. Otro robot, conocido como “Chu–ri–chan”, el cual se ubicaba en cada habitación para asistir a los huéspedes apagando sus luces o respondiendo a sus preguntas, tiene fallos como que se activan y hacen sonidos en medio de la noche por culpa de los ronquidos de algunos huéspedes. También han retirado algunos robots encargados de llevar las maletas de los huéspedes.

La tecnología presente en estos robots no estaba lista para esta clase de presión laboral, y por ello han decidido retirar a mas de la mitad de los 243 “empleados” automatizados, según anunció el gerente del hotel, Takeyoshi Oe, junto al presidente de la compañía, Hideo Sawada. En el futuro, sin lugar a duda, alguien volverá a intentar automatizar por completo un hotel. De eso podemos estar seguros.

No obstante, no todo está perdido. Al menos nos queda en Tokio ese magnífico hotel de Godzilla. Criatura fantástica que, de hecho, merecidamente recibió la ciudadanía japonesa hace algunos años. [vía The Wall Street Journal]

Share This Story

Get our newsletter

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key