Irlanda sufre una sequía prolongada que ha dado alas a los incendios forestales. Al apagar uno de estos fuegos, los pilotos de la policía han encontrado un mensaje que no se veía desde hace más 70 años. El mensaje está escrito con piedras en el suelo y su uso era realmente curioso.

El mensaje consiste una sola palabra: EIRE08, y no es el único. En 1944, el servicio de guardacostas de Irlanda reunió más de 150 toneladas de piedras y las usó para escribir 83 mensajes como ese a lo largo de toda la costa de Irlanda.

Los mensajes no eran más que una manera un poco rústica pero muy efectiva de avisar a los bombarderos (tanto alemanes como británicos) de que estaban sobrevolando Irlanda (Eire es el nombre tradicional de la isla en irlandés). Durante la segunda Guerra Mundial, Inglaterra sufrió un bombardeo intensivo. Si las condiciones de visibilidad eran malas o los instrumentos se estropeaban, los bombarderos podían facilmente pasar de largo la isla y acabar soltando sus bombas en la isla de al lado. Irlanda se declaró neutral en el conflicto, y los avisos de piedra eran una forma pasiva de recordar esa neutralidad a los pilotos.

Advertisement

El número al lado de la palabra (más pequeño y apenas visible en las fotos) designaba el destacamento al que pertenecía esa señal concreta. Un encargado revisaba la señal a diario y se aseguraba de retocarla si algo la movía. Según explicó un representante de la Fuerza Aérea a TheJournal.ie, las piedras se encalaban para hacerlas más visibles de noche. Apenas quedan señales como esta en Irlanda. Este mapa de Google Maps muestra los emplazamientos en los que se encontraban. [vía Science Alert]