Foto: Francois Mori / AP Images.

El jueves 1 de septiembre de 2016 es un día que quedará grabado en la memoria de Elon Musk, y no por algo bueno. En menos de 24 horas uno de los cohetes de Musk explotó y con él se llevó a la basura el primer satélite de Facebook, y para finalizar perdió la nada módica suma de 779 millones de dólares de su dinero. Fue un mal día para Elon.

Advertisement

La explosión del Falcon 9 de SpaceX que llevaría a órbita el primer satélite de Facebook, el AMOS-6 con el que planeaban llevar Internet de forma gratuita a una región del continente africano (parte del programa Internet.org de la red social), le traerá varios problemas a Musk y a Mark Zuckerberg, especialmente porque el seguro no cubrirá las pérdidas del cohete y el satélite.

Un poco de contexto: todas las cargas espaciales y las naves est√°n aseguradas, el problema es que parece que hab√≠a una cl√°usula que especificaba que para cubrir los da√Īos al Falcon 9 y su carga el cohete ten√≠a que haber hecho ignici√≥n, pero el accidente m√°s reciente de SpaceX se gener√≥ por un fallo en la plataforma; el cohete no hab√≠a sido encendido. De ser esto cierto, SpaceX, Facebook y Eutelsat (empresa que fabric√≥ el cohete) deber√°n asumir la p√©rdida por completo.

Pero m√°s all√° del dinero, esto supone un grave problema para Zuckerberg, que necesitaba tener ese sat√©lite completamente operativo para el 1 de enero, o de lo contrario podr√≠a perder la sociedad con Eutelsat. Y esto deja muy mal parado a Musk y su compa√Ī√≠a SpaceX.

Advertisement

Pero por si fuera poco al bueno de Elon se le ha sumado otro grave problema: sus otras compa√Ī√≠as, Tesla Motors y SolarCity, han vivido una ca√≠da bastante severa en cuanto al valor de sus acciones, lo que ha hecho que Musk pierda de su bolsillo nada menos que 779 millones de d√≥lares.

Desde Bloomberg reportan que la fortuna del empresario visionario (que muchas veces ha sido llamado ‚Äúel Tony Stark de la vida real‚ÄĚ) cay√≥ en casi 780 millones de d√≥lares el d√≠a de ayer, y esto se debe no a la explosi√≥n del cohete (aunque esto debe haber afectado a SpaceX en el mercado burs√°til), sino a que los inversionistas siguen muy molestos con la fusi√≥n que est√°n viviendo Tesla y SolarCity, y las acciones lo siguen reflejando.

Advertisement

As√≠, Elon ha tenido un d√≠a muy malo. Pero lo soporta porque sabe que sus innovaciones son necesarias para el futuro de muchas industrias. √Ānimo, Se√Īor Musk, que un mal d√≠a lo tenemos todos, aunque no muchos tienen que ver con perder esa grosera cantidad de dinero, por supuesto. [v√≠a Bloomberg]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.