Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Una de estas dos imágenes es original y la otra una copia, pero para un tribunal ambas son legales

Los jueces de terminaron que la foto original no cumplía con los criterios para estar bajo la ley de derechos de autor

We may earn a commission from links on this page.
La pintura de Jeff Dieschburg a la izquierda. La foto de Jinga Zhang a la derecha
La pintura de Jeff Dieschburg a la izquierda. La foto de Jinga Zhang a la derecha
Imagen: Jinga Zhang/Jeff Dieschburg

En la imagen de portada vemos dos imágenes casi iguales. Una es obra de una fotógrafa, la obra original. La otra, una “versión” basada claramente en la original. Sin embargo, y tras un juicio, el artista de la obra original se ha ido de vacío.

Hablamos del caso que implica a la artista y fotógrafa residente en Estados Unidos, Jinga Zhang, quien acudió a los jueces de un tribunal de Luxemburgo y estos finalmente determinaron que la foto original de Zhang no cumplía con los criterios para estar bajo la ley de derechos de autor luxemburgués o europeo.

Al parecer, el pintor de bellas artes, Jeff Dieschburg, de Luxemburgo, fue acusado de copiar una de las fotos de Zhang. Una historia que salió a la luz después de que Dieschburg ganara el premio de la 11ª Bienal de Arte Contemporáneo y recibiera 1500 euros.

Advertisement

Zhang ha explicado que tomó la foto original para Harper’s Bazaar Vietnam en 2017, y de eso no hay ninguna duda. Por su parte, y aunque la comparación entre las dos imágenes no admite discusión, Dieschburg cuenta que, como pintor figurativo, necesita materiales de referencia.

Ahora, Zhang ha contado en redes sociales que la base del fallo del tribunal de Luxemburgo fue que “la pose de la modelo en mi foto no es única”:

Estoy devastada por el fallo de derechos de autor en Luxemburgo hoy, que establece que mi trabajo carece de originalidad y, por lo tanto, no recibirá protección de derechos de autor en Luxemburgo. Si tener una pose única es la premisa para la protección de derechos de autor de una imagen, entonces casi todos los trabajos de retratos en el mundo no tendrán protección de derechos de autor. El hecho de que mi trabajo haya sido copiado por otros innumerables veces es un testimonio de su originalidad y estilo, incluso en este caso particular, donde el violador lo explotó para una pintura que ganó un premio, se exhibió y se puso a la venta. por 6.500€.

Advertisement

Por contra, para Dieschburg su trabajo artístico forma parte de sus estudios:

Un pintor puede apropiarse de un material y trasladarlo a otro contexto. Defiendo el principio del mimetismo. Es una estrategia artística común. Todavía soy un estudiante. Necesito referencias para transcribir el mundo que me rodea.

Advertisement

Sea como fuere, Zhang ya ha explicado que apelará la decisión, ya que argumenta que el fallo “no solo es una injusticia para mí, sino un peligro preocupante para toda la comunidad del arte y la fotografía, tanto en Luxemburgo como más allá”. [Petapixel]