Image: La IA candidata (Otaquest)

Que una Inteligencia Artificial se presente a unas elecciones a la alcaldía parece más propio del cine o la literatura que de la realidad, pero es precisamente lo que ha ocurrido en Tama, un distrito de Tokio. Allí, entre el resto de candidatos humanos, se ha presentado un robot.

Tal y como cuentan desde Otaquest, la zona está repleta de carteles que muestran los rostros de los líderes de los partidos con lemas que prometen cambios para la ciudad. Y en la misma línea de propaganda electoral, el candidato robot, apodado Michihito Matsuda, ha aparecido en furgonetas, carteles e incluso fragmentos de audio inspiradores.

Advertisement

Image: Twitter

Si tuvi√©ramos que buscarle un parecido hom√≥nimo humano, se dir√≠a que estamos ante una candidata de aspecto futurista con rasgos femeninos y un cuerpo totalmente plateado. En un intento por ofrecer ‚Äúoportunidades justas y equilibradas para todos‚ÄĚ, el robot se compromete a analizar las peticiones presentadas al consejo, desglosando estad√≠sticamente los aspectos positivos y negativos de su efecto.

No sólo eso, Matsuda también afirma que puede captar el diálogo y los deseos de los residentes antes de calcular el mejor rumbo de acción. Finalmente, esta IA candidata afirma comprometerse racionalmente si surgen conflictos entre los residentes.

Advertisement

Image: Twitter

En realidad, mientras que el robot encabeza la aspiraci√≥n de convertirse en el primer alcalde en forma de inteligencia artificial, la campa√Īa est√° controlada por dos gur√ļs de la tecnolog√≠a, Tetsuzo Matsuda y Norio Murakami. Matsumoto es el vicepresidente del proveedor de servicios m√≥viles Softbank, mientras que Murakami es un ex empleado de Google Jap√≥n. De hecho, ambos han dise√Īado un sitio web de campa√Īa para Matsuda, el robot.

Matsuda, la IA, incluso se ha atrevido con un discurso apasionado sobre su visión política inusual para el vasto desarrollo de viviendas que se construyó en la década de 1960 y que es el más grande de Japón:

Tama New Town fue la ciudad m√°s avanzada de Jap√≥n hace 40 a√Īos. Tal como est√°, la poblaci√≥n que envejece seguir√° creciendo, lo que provocar√° la necesidad de un cambio en la actual administraci√≥n. Dejemos que la inteligencia artificial determine las pol√≠ticas recopilando datos de la ciudad y podremos crear pol√≠ticas claramente definidas.

Advertisement

Como explican Matsuda y Murakami, el futuro pasa por algoritmos capaces de analizar los deseos y las peticiones de la poblaci√≥n, satisfaciendo necesidades y resolviendo conflictos como ya lo hace su sistema,‚Äúla IA lo cambiar√° todo es solo cuesti√≥n de tiempo. Podremos desarrollar pol√≠ticas imparciales y equilibradas. Implementaremos medidas r√°pidamente, acumulando informaci√≥n y liderando la pr√≥xima generaci√≥n‚ÄĚ. [Otaquest]