Jar Jar Binks se convirti√≥ en el personaje m√°s odiado del universo Star Wars inmediatamente despu√©s de que lo conoci√©ramos en The Phantom Menace. Muchos desearon verlo volver a la saga de alguna forma macabra (muerto, preferiblemente), y ahora una novela revela su tr√°gico destino. ¬ŅLo merec√≠a?

Advertisement

Dentro de pocos d√≠as saldr√° a la venta la novela Star Wars: Aftermath - Empire‚Äôs End, √ļltima entrega de la trilog√≠a creada por Chuck Wendig, la cual da m√°s detalles acerca de los acontecimientos entre Episodio VI (Retorno del Jedi) y Episodio VII (El Despertar de la Fuerza). Esta vez, la novela dedicar√° algunas l√≠neas para contar lo que sucedi√≥ con Jar Jar, y es una historia bastante tr√°gica.

La √ļltima vez que vimos al personaje fue durante el funeral de Amidala en Episodio III - La Venganza de los Sith. Jar Jar se hab√≠a convertido en un Senador Gal√°ctico que intentaba ayudar a la Rep√ļblica. Sin embargo, lo que muchos no saben es que fue uno de los senadores que apoy√≥ un decreto para darle ‚Äúpoderes de emergencia‚ÄĚ al Canciller Palpatine, el cual debilit√≥ la Rep√ļblica y ayud√≥ a la creaci√≥n del Imperio.

Dicho de otro modo, Jar Jar sin querer ayudó a la creación del Imperio Galáctico. Fue un accidente de esos que solo podemos esperar que le ocurran a él.

Advertisement

Durante las siguientes tres películas (Episodios IV, V y VI) no supimos de él, por lo que muchos lo dieron por muerto. Sin embargo, no fue así. Jar Jar regresó a su planeta natal, Naboo, un lugar en donde absolutamente todos lo odian.

La novela cuenta la historia de un refugiado, llamado Mapo, que camina por las calles de Naboo y se encuentra con un gungan que trabaja como payaso callejero:

‚ÄúMeesa Jar Jar‚ÄĚ (Mi nombre es Jar Jar), le dice el payaso al presentarse.

‚ÄúJar Jar makin some uh-oh mistakens‚ÄĚ (Jar Jar cometi√≥ algunos, uh-oh, errores)

B√°sicamente, todo Naboo lo odia y lo rechaza por haber ayudado a la creaci√≥n del Imperio de forma accidental. Para sobrevivir lleva 30 a√Īos trabajando como payaso ambulante, divirtiendo a los ni√Īos con sus tonter√≠as.

Advertisement

Es un final bastante triste, despu√©s de tantos a√Īos detestando a Jar Jar muchos nos sentiremos bastante mal por lo que le sucedi√≥. [v√≠a Mashable]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.