En el mundo hay miles de personas que no pueden hablar debido a problemas graves de salud como el Parkinson, parálisis cerebrales o determinados tipos de cáncer. Algunas de estas personas tienen la suerte de poder recurrir a sintetizadores de voz para expresarse, pero estos dispositivos son de difícil acceso, y tienen un sonido muy pobre. VocaliD es un interesante proyecto cuyo objetivo es precisamente regalar una voz propia a estas personas.

El objetivo de VocaliD es desarrollar voces sintetizadas que se adapten lo máximo posible a la personalidad de cada paciente. Para ello, primero se graba la voz de un donante voluntario. No hace falta que el donante sea locutor de radio, pero el proceso es relativamente largo. Se necesitan un mínimo de 800 frases para poder crear una voz sintética, y lo ideal son 3.000 frases. VocaliD está buscando la forma en que los donantes puedan regalar su voz mediante un sistema electrónico, pero la única vía, de momento, es acudir a un estudio de grabación que participe en el proyecto.

Una vez se ha grabado a un donante del mismo sexo y edad similar a la de la persona que va a recibir la voz, VocaliD utiliza un software que funde esa voz con el tono propio de la persona que va a utilizarla. Después, la grabación se separa en fonemas mediante un software llamado ModelTalker, de manera que un soporte electrónico pueda hablar por el usuario cuando este introduzca texto.

La voz resultante, al estar combinada con la del futuro usuario, no se parece a la del donante, y permite a la persona sin habla expresarse de un modo natural. Según Timothy Bunnell, creador de ModelTalker y codirector de VocalID: "Puede parecerse, pero es muy improbable que alguien reconozca la voz del donante. La voz sintética tiene muchos más atributos de la persona con dificultades en el habla".

El proyecto está ahora en fase de financiación para integrar toda la plataforma en una aplicación para smartphones con la que las personas sin voz puedan llevar una nueva en su bolsillo que suena casi como la que tenían. En la web de VocaliD tienen más información sobre cómo ser donante o aspirar a tener una voz propia. [VocaliD vía New Scientist]

Foto: Kzenon / Shutterstock