W350. Sumitomo Forestry

Si te dicen que en Japón van a construir un rascacielos de 350 metros de altura probablemente te quedes igual, pero si te dicen que la estructura se va a convertir en el edificio de madera más grande del planeta, la cosa cambia. De esto va precisamente el denominado como Proyecto W350.

W350. Sumitomo Forestry

Advertisement

Así lo ha anunciado la compañía japonesa Sumitomo Forestry, quienes planean construir un rascacielos en el centro de Tokio que dejará literalmente en la sombra todas las estructuras de madera anteriores. El objetivo final de la compañía es “crear una ciudad respetuosa con el medio ambiente con edificios de gran altura hechos de madera que también ayuden a transformar la ciudad en un bosque”.

W350. Sumitomo Forestry

El concepto del edificio lo ha elaborado el Laboratorio de Investigación Tsukuba, quienes han diseñado un plan para un rascacielos con 70 pisos sobre el suelo y compuesto de madera y acero, aunque la madera representa el 90% del material de construcción.

Advertisement

W350. Sumitomo Forestry

Para ello, la torre requerirá de una inversión de más de 4 mil millones de dólares, y en estos momentos ya están trabajando con los diseñadores de arquitectura Nikken Sekkei en los planos de un edificio que por su peculiaridad, necesitará una estructura que resista los fuertes vientos y los terremotos a los que Japón es propenso.

W350. Sumitomo Forestry

Advertisement

La torre completa albergará tiendas, oficinas, un hotel y pisos residenciales, y cuando esté terminado, el Proyecto W350 será el edificio más alto de Japón y la estructura de madera más alta del planeta.

W350. Sumitomo Forestry
W350. Sumitomo Forestry

Advertisement

Hasta ahora, el récord del edificio más alto de madera en el mundo se encuentra en manos del Brock Commons Tallwood House, una complejo para estudiantes que se inauguró en la Universidad de Columbia Británica en Vancouver el otoño pasado.

W350. Sumitomo Forestry

Por cierto, además de los planes comerciales del edificio, como se puede apreciar en los bocetos también existirán pequeños jardines y espacios cubiertos con vegetación. Todo ello con una finalidad muy clara: popularizar la arquitectura de la madera y ayudar a impulsar una revitalización de la industria forestal en las áreas rurales y el propio interés por la reforestación. [Telegraph, Inhabitat]