Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Xiaomi dice que puede cargar la batería de un smartphone en apenas 8 minutos

Ilustración para el artículo titulado Xiaomi dice que puede cargar la batería de un smartphone en apenas 8 minutos
Captura de pantalla: Xiaomi.

¿Qué tan rápida, es la carga rápida de tu smartphone? Probablemente tu dispositivo pueda recargar su batería en un poco más de una hora, o incluso algunos minutos más rápido. Pero ahora, Xiaomi dice que puede hacerlo en solo 8 minutos.

Advertisement

Esto, gracias a su nuevo sistema de 200W, que le permite establecer un récord mundial de velocidad de carga con cable, logrando llenar la batería de 0 a 100% en poco menos de 8 minutos. Por si fuera poco, los resultados en el caso de la carga inalámbrica también son sorprendentes. Se trata de un sistema de 120W que puede cargar por completo la batería en solo 15 minutos. Esta batería es de 4.000mAh.

Xiaomi lleva años mejorando su tecnología de carga. A finales de 2020 ya demostraron qeu podían cargar de manera inalámbrica la batería de un teléfono (también de 4.000mAh) en poco más de 19 minutos, mediante un sistema de 80W. Ahora, lo pueden hacer aún más rápido. Otras compañías, tales como Oppo, también han mejorado sus números y velocidades de carga rápida.

Pero seguimos teniendo preguntas, y no solo cuándo podremos ver esta tecnología llegar a los dispositivos que salen al mercado. No, la pregunta más importante es qué efecto tiene este tipo de carga extremadamente rápida en las baterías y su vida útil, cómo les afecta. Hasta ahora, la compañía ha optado por incluir soporte a carga de hasta 67W (en el caso del Xiaomi Mi 11 Ultra), por lo que por más que la tecnología sea demostrada por la compañía, parece que tomará algún tiempo antes de que podamos disfrutar de estas velocidades en nuestros teléfonos. [Xiaomi vía XDA Developers / Verge]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.