Youtuber se cuela en un lago y filma una extraña maleta flotando. Dos años después descubre que podría contener un cadáver

Imagen: Sarah Funk

En junio de 2017, Sarah Funk, vlogger de Nueva York, se coló junto a un amigo en el Lago Rojo de Mitsero de Chipre para filmarlo, un enclave cuya agua ácida y tóxica se tiñe de rojo. La pareja filma lo que parece una maleta antigua flotando sobre las aguas. Dos años después, un asesino confiesa siete asesinatos, y la maleta podría contener uno de los cuerpos.

Al parecer, Funk y su compañero, Luis Yanes, habían trepado por una cerca de alambre de púas y bajaron por una colina empinada para llegar al lago rojo. En el video se puede escuchar a Yanes bromeando sobre el lago, incluso llega a decir lo espeluznante que se ve. “Esto es de lo que están hechos los episodios de asesinato”, se le oye decir.

Advertisement

A lo que le replica Funk, “esto se siente como la muerte, ¿sabes lo que quiero decir?” y luego agrega: “simplemente siento la muerte en el aire, es muy agradable”.

Luego, en el clip vemos (hacia el min. 02:08) una imagen de Funk de cuclillas para fotografiar un objeto cuadrado en el agua. El objeto parece ser una maleta, y dos años después su contenido podría pasar de ser una anécdota a una historia espeluznante.

Este pasado lunes, un oficial del ejército sospechoso de haber asesinado al menos a siete personas en Chipre habría confirmado por escrito los asesinatos en serie diciendo que quería “ir a la cárcel”. Al parecer, el sospechoso decidió confesar la muerte de cinco mujeres extranjeras y dos niños cuando se dio cuenta de que las pruebas en su contra eran incuestionables. Las víctimas adultas eran empleadas en hogares de la isla.

El sospechoso, identificado como Nikos Metaxas, de 35 años, habría confesado en una carta de 10 páginas. En ella admitía usar el seudónimo de Orestis para conocer a las mujeres en una aplicación de citas.

¿Y por qué ha confesado? La carta de culpa llega cuando los buzos especializados, a través de una cámara robótica, buscan en dos lagos artificiales al sudoeste de Nicosia, la capital, una zona cercana donde Metaxas afirma que dejó a tres de sus víctimas. Hasta el momento, se han encontrado cuatro cadáveres en un caso descrito como el primer asesinato en serie conocido de la isla mediterránea.

Advertisement
Imagen: Sarah Funk

Y curiosamente, uno de los cadáveres encontrados eran los restos de una mujer en una maleta flotando en las tóxicas aguas rojas del lago Rojo de Mitsero. El cuerpo fue descubierto en posición fetal y completamente vestido, en una etapa avanzada de descomposición.

Advertisement

Nada más conocerse la noticia, Sarah Funk colgó un post donde explicaba lo siguiente:

Recientemente, ha habido noticias de que un asesino dejó cuerpos en el Lago Rojo de Chipre. Esto es terrible y estoy devastado por las familias víctimas.

Desde que se publicó la noticia, muchas personas me han estado contactando y preguntándome si tengo más información. Todo lo que puedo compartir con ustedes son las fotos que no he publicado. Una de ellas se ve la maleta sospechosa, pero en ese momento a mí me pareció un tronco.

Advertisement

Los asesinatos salieron a la luz el mes pasado cuando las fuertes lluvias revelaron el cuerpo de una filipina de 38 años, Mary Rose Tiburcio, escondida en una mina de cobre abandonada cerca de un lago. Un turista, que vio el cuerpo mientras tomaba fotografías en el área, contactó de inmediato a la policía. La mujer y su hija de seis años habían desaparecido casi un año antes.

En estos momentos siguen desaparecidos cuatro cuerpos. [The Guardian, Mashable, Sarah Funk] 

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key