Ojalá nunca lo tengamos que probar, pero un nuevo tejido creado por una firma de I+D española promete jubilar para siempre las escayolas, plásticos y demás materiales utilizados para inmovilizar accidentados. Se llama Varstiff y es un tejido especial encapsulado en una fina bolsa de plástico. Es totalmente flexible, como cualquier tejido normal. Sin embargo, al someterlo al vacío, alcanza una dureza equivalente a la de los plásticos convencionales. Su aplicación para inmovilizar al instante a personas accidentadas sin tener que moverlas, podría ser un pequeño gran avance.

El vídeo debajo demuestra cómo funciona. El principal problema al que se enfrentan los equipos de emergencia cuando atienden a alguien que acaba de sufrir un accidente de tráfico, por ejemplo, es lo delicado de mover el cuerpo. Los inmovilizadores actuales son rígidos y lo hacen inevitable. Con este nuevo tejido, flexible primero, y rígido después como por arte de magia, no sería necesario levantar ni mover a la persona y se evitarían riesgos de lesiones mayores.

La compañía que lo ha diseñado, la española Technalia, intentará comercializarlo primero en el sector de la salud, pero también podría tener un hueco en la automoción o el deporte. Necesitamos más inventos como este, muchos más. [Technalia]