Se me ocurren pocas empresas con el ojo clínico de Snapchat. En 2013 rechazaron una oferta de 3.000 millones de dólares y hoy valen 22.000. Más tarde se adelantaron a la moda de los filtros —entre ellos el de intercambiar caras— y Facebook decidió hacerse con Masquerade para no quedarse atrás.

Advertisement

El último movimiento interesante de Snapchat fue comprar Bitstrip, la creadora de Bitmoji (una aplicación de stickers personalizables que recordarás por los cómics que subía la gente a Facebook con avatares de su propia cara y de sus amigos). Pues bien, cerrada esa adquisición, los usuarios de Snapchat podrán crear sus stickers personalizados para mandarlos por chat o en snaps.

Bitmoji sigue funcionando como una aplicación independiente, pero ahora se puede vincular con Snapchat para que tus stickers queden integrados en la red social. También puedes agregar a tus amigos para usar sus propios stickers. Así, en lugar de mandar un emoji genérico para decir “tengo hambre” o “me aburro”, puedes usar una caricatura de tu propia cara o la de tu jefe. Porque está claro que Snapchat sabe cómo conquistar a sus usuarios. [TechCrunch]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.