iPhones, ordenadores de escritorio, portátiles, centros de datos, equipos de almacenamiento... No había nada que se le resistiera a la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA). La revista alemana Der Spiegel ha publicado más detalles sobre cómo una unidad especial de la agencia podía hackear casi cualquier aparato. El catálogo de hardware y software que utilizaba para ello se ha filtrado ahora online.

Según la información detallada por Der Spiegel, dentro de la NSA existía una unidad llamada ANT (siglas que supuestamente significan Access o Advanced Network Technology). Su objetivo era claro: encontrar la forma de hackear cualquier dispositivo, equipamiento de comunicaciones o firewall. Para conseguirlo desarrollaron un catálogo de hardware y software que les permitía hackear prácticamente cualquier equipo. La revista alemana detalla parte de ese catálogo de 50 páginas, pero ahora se ha filtrado por completo en la página LeakSource.

Advertisement

Se trata de una colección de dispositivos y software que data del 2008 y permitía hacer de todo, desde almacenar la información de localización de un móvil o activar el micrófono del teléfono, hasta acceder al disco duro del ordenador mediante una memoria USB especial. El hardware y el software lo creaban dentro de la propia unidad ANT. El catálogo indicaba hasta los precios del equipamiento, con aparatos que podían llegar a costar 250.000 dólares.

La NSA había dado a cada uno de estos sistemas nombres realmente curiosos, como NIGHTSTAND, PICASSO, HEADWATER o COTTONMOUTH-I. Debajo puedes ver algunos de ellos:

  • DROPOUTJEEP: se trata de un implante de software para el iPhone capaz de acceder a los SMS, a los datos de contacto, buzón de voz, datos de localización, micrófono, cámara... Para instalarlo se necesitaba acceso físico al iPhone, pero a la NSA no le bastaba y ya indicaba que "investigarán en el futuro cómo instalarlo de forma remota".
  • HEADWATER: un sistema que da acceso a los routers de Huawei. Es un dato importante porque recientemente Huawei amenazó con retirarse del mercado estadounidense por las actividades de espionaje de EE.UU.
  • NIGHTSTAND: este hardware permite hackear una red WiFi y lanzar ciberataques. Funciona incluso a 12 kilómetros de distancia.
  • COTTONMOUTH-I: se parece a una memoria USB normal pero en realidad permite espiar el ordenador y la red a la que se conecta, cargando software espía en el PC o robando datos del ordenador.
  • PICASSO: se trata de un software espía para el móvil que permite recolectar los datos de localización del teléfono, los metadatos de las llamadas e incluso activar el micrófono para grabar conversaciones.

Puedes ver el catálogo al completo aquí, una especie de galería de los horrores del espionaje. [vía Der Spiegel y LeakSource]

Foto: AP