Los mensajes anónimos y secretos no son solo para los temerosos. Afortunadamente, no es tan difícil conseguir un poco de privacidad real. Con algo de esfuerzo y un móvil que te sobre podrás denunciar irregularidades protegiendo tu privacidad de los acosadores, además de mantenerte en el anonimato cuando uses una web de citas. Aquí te decimos cómo lograrlo.

Así es, vamos a construir un “teléfono fantasma”. Un dispositivo que podrás usar para generar un número telefónico y enviar mensajes de texto completamente anónimos. Nuestro “teléfono fantasma” funciona mejor usando una red WiFi, preferiblemente no la tuya para así mantenerte imposible de rastrear. También existen formas para usar la red de tu operador móvil, especialmente si también usas un VPN (de esto hablaremos luego), pero si quieres mantenerte completamente fuera del radar y que no sea posible rastrearte, lo mejor que puedes hacer es usarlo mediante WiFi.

Advertisement

Advertisement

Por supuesto, normalmente podrías pensar que la gente que necesite un móvil de este tipo no debe ser muy agradable o quiere usarlo para cosas desagradable. Eso no es así. Siempre recuerda que muchas personas tienen algo importante que decir, pero no desean o son capaces de decirlo en público.

Los que denuncian irregularidades y los activistas políticos son un buen ejemplo de esas personas que desean proteger su privacidad, pero este dispositivo también es útil para el día a día. Quizás lo quieras usar para vender cosas desde el anonimato, o simplemente para hacerle una broma a tus amigos, o quizás seas un activista y sueles grabar y documentar situaciones de acoso, violencia o protestas y quieres hacer esta información pública, sin que haya posibilidad de que te rastreen. Este proyecto resultará útil para cualquiera de estos casos.

Lo que necesitas

Antes de comenzar necesitarás algunas cosas:

Sponsored

  • Un smartphone viejo que no estés usando (iOS o Android). Podrías hacer esto con tu móvil del día a día, pero recuerda que aquí la meta es que no sea posible rastrearte, y tu móvil personal posee un montón de información acerca de ti, de los lugares que visitas y lo que haces. La posibilidad de deshacerse de un móvil que no uses para mas nada que para enviar mensajes “fantasmas” es importante. En el peor de los casos siempre podrás borrarlo por completo o incluso deshacerte de él.
  • La aplicación “Hushed” que sirve para generar números de teléfono aleatorios para llamadas y textos, y enviar mensajes de texto usando WiFi desde ese número falso.
  • Un VPN gratuito y que no exija crear una cuenta, como Cyberghost o Hideman, par cifrar tus textos y hacer privada tu ubicación (lo que resulta muy útil si estás usando tu propia red WiFi).
  • Una buena red WiFi, o varias. No deberías usar tu propia red WiFi si de verdad quieres que sea imposible rastrearte. Elige la de una cafetería o librería, y siempre usa tu VPN.

Recomendamos usar Hushed, pero también hay otras opciones como Burner. Eso sí, esta no tiene el mismo plan de pago que la primera, y está diseñada para aquellas personas que desean mantener ese mismo número “fantasma” por un largo período de tiempo, y no tanto para aquellos que desean cambiarlo y mantenerse en un total anonimato. Google Voice es otra alternativa, pero el caso allí es que tendrás que usar tu cuenta de Google, lo cual es opuesto a mantenerse imposible de rastrear, incluso cuando usas una cuenta falsa, y además con esta opción solo vas a obtener un número telefónico del cual enviar mensajes o hacer llamadas. La ventaja es que es gratis.

Además, en lo que concierne a VPNs gratuitos, recuerda que siempre obtendrás las mejores velocidades de conexión y mayor estabilidad en los VPNs de pago. En mi caso usé de forma gratuita tanto Cyberghost como Hideman, y cuando tenía problemas con uno me cambiaba al otro. Pero si estás dispuesto a pagar, ambos servicios te permiten pagar usando Bitcoin, lo que también te ayudará a mantenerte en el anonimato.

Cómo instalar y configurar Hushed

Recomendamos usar Hushed para generar tu número telefónico “fantasma” porque puedes elegir uno de una lista de 40 países, y además tienen un buen período de pruebas gratuito: puedes enviar 10 mensajes de texto y hacer 10 minutos de llamadas completamente gratis desde tu primer número desechable. Después puedes pagar 2 dólares para obtener un número por una semana y 60 mensajes de texto para enviar, o 4 dólares por un mes y 150 mensajes. También tiene una opción para pagar solamente por cada mensaje que envíes.

Instalar Hushed es tan sencillo como descargarla desde Google Play Store o App Store. Si lo que quieres es mantenerte en el anonimato simplemente crea una cuenta de correo electrónico falsa y descarga la aplicación usándola en Google Play o iTunes. En el caso de Android también tienes la opción de descargar el archivo APK y saltarte a Google Play, pero en iOS no hay nada más sencillo que simplemente crear un correo falso.

Configurar la aplicación también es muy sencillo. Hushed te pedirá una dirección de correo electrónico y una contraseña para crear una cuenta en el servicio, pero no te pedirán verificar el correo electrónico, por lo que en realidad nunca verifican si la dirección que les diste es real o falsa, lo cual, de nuevo, te ayuda a mantenerte anónimo. Sencillamente puedes usar una dirección que no exista o la que creaste para descargar la aplicación, y cualquier contraseña que elijas. Solamente no olvides ese correo y contraseña, para que puedas iniciar sesión de nuevo si por alguna razón lo necesitas. Ahora ya estás listo para enviar mensajes de texto completamente anónimos y privados.

Advertisement

Advertisement

Presiona el botón de menú en el lado izquierdo de la pantalla para que aparezca el menú de opciones. Desde allí puedes presionar sobre tu número de prueba para enviar un par de mensajes como prueba a un par de personas aleatorias. Con Hushed puedes enviar mensajes tanto de texto como con imágenes, e incluso hacer llamadas vía WiFi. Si quieres obtener un número telefónico diferente y un mayor límite de mensajes de texto anónimos solamente tienes que presionar en los botones correspondientes (“obtener un número” u “obtener créditos). Pero, como ya mencionamos, tendrás que pagar, y para hacerlo necesitarás pagar usando tu cuenta de Google Play o iTunes (que no es la idea, porque perderías tu anonimato) o comprar créditos usando bitcoins.

Asegura tus llamadas y mensajes anónimos con un VPN

Algo que tienes que tomar en cuenta es que por defecto no cuentas con llamadas o mensajes cifrados, lo que quiere decir que cualquiera puede interceptarlos y leerlos, además de rastrearlos. Y es allí donde un buen VPN móvil se nos hará muy útil. Si por alguna razón alguien intercepta uno de tus mensajes, el VPN hará que crean que estás en cualquier otro lugar del mundo, y no indicará la dirección IP de la red WiFi que en realidad estás usando, ya sea de tu librería o cafetería más cercana.

Tanto Cyberghost como Hideman añaden una buena capa de cifrado a todos los mensajes y datos que envíes desde tu móvil “fantasma”. Además, ambos VPN ofrecen la posibilidad de usar sus servidores en distintos países, y no requieren que crees una cuenta, lo cual es sencillamente perfecto.

Advertisement

  1. En primer lugar debes instalar el VPN que elijas desde iTunes o Google Play. Como ya mencioné unas líneas atrás, cualquiera funciona bien, pero es una buena idea tener ambos instalados para evitar molestias en casos de que alguno se desconecte o comience a trabajar mal o lento por ratos.
  2. Elije un servidor al que conectarte. Mientras el servidor que elijas esté más cercano a ti va a funcionar más rápido, pero también hará un poco más fácil que puedan determinar dónde te encuentras. Los servidores más lejanos hacen más difícil que te rastreen, pero también trae como consecuencia que sufra la velocidad de tu conexión.
  3. Una vez selecciones un servidor presiona “Conectar” y te pedirá permiso para monitorear todo el tráfico de la red, lo que necesita para funcionar. Presiona “Aceptar” y ten paciencia, que podría tardar un poco en aplicarse la configuración, dependiendo de qué tan popular es ese servidor que elegiste.
  4. Una vez estás conectado, dirígete de nuevo a Hushed y comienza a enviar tus mensajes. Todo lo que digas ahora estará cifrado, lo que significa que está oculto de cualquier curioso que quiera ver lo que estás diciendo, y se mantiene privado entre tu y la persona a la que se lo envías.

Límites de este proyecto

Tu móvil “fantasma” ya está listo: tu conexión está cifrada y te mantiene anónimo y envías mensajes de texto e imágenes desde un número telefónico que básicamente no existe, o mejor dicho, no está conectado de ninguna forma a ti. Pero tu móvil tiene algunos límites que deberías tomar en cuenta:

  • Esto no te protegerá de adversarios notablemente fuertes. No te equivoques, un buen cifrado, un VPN y un móvil y número desechable ciertamente hacen que sea muy difícil rastrearte. Sin embargo, las agencias que estén realizando algunas investigaciones muy detalladas y agresivas tienen las herramientas y capacidad suficientes para hurgar mucho más, más allá de lo que puedes protegerte. También tienen la posibilidad de solicitar información de estos servicios, que podrían verse bajo la obligación legal de proveer la IP (red WiFi) verdadera que usaste para enviar esos mensajes, así que ten mucho cuidado.
  • Usar tu propio dinero y cuentas reales para pagar hace que sea más sencillo rastrearte. Ya hablamos de esto unas líneas atrás, pero no olvides que usar tu propia cuenta de Google Play o iTunes para pagar por estos servicios es lo mismo a dejar un rastro de migajas de pan detrás de ti para que otros sigan. En pocas palabras, si usas tu propia tarjeta de crédito para pagar por un servicio como Hushed, quizás Hushed no guarde estos datos, pero ten por seguro que tu banco sí, y le darán esta información a las agencias que lo soliciten, si se ven obligados. Por eso, puedes usar Bitcoin, solo ten cuidado y mantente anónimo al momento de pagar por estos Bitcoins.

Como ya dijimos, este proyecto es genial para ocultarte y enviar información sensible de forma completamente anónima a una persona, o sencillamente jugar una broma a un amigo. Y es la mejor opción, no ese montón de aplicaciones que supuestamente ofrecen “mensajes de texto seguros que se autodestruyen” y en realidad no sirven para nada.

Advertisement

Advertisement

Pero de cualquier forma, no vas a lograr burlar a personas que tengan mucha más experiencia que tu en relación a seguridad de redes, como un investigador talentoso con experiencia en ingeniería social. Así que usa este proyecto con sabiduría.

Imagen de portada: olegganko / Shutterstock.

Fotos: Alan Henry.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)