Candy Crush y Clash of Clans ya parece ser cosa del pasado. Pokémon Go se ha convertido en la sensación del momento desde que llegara a Android y iPhone, y miles de jugadores en todo el mundo caminan por las calles con el móvil en la mano cazando a estas criaturas... y la aplicación podría estar consumiendo todos sus datos móviles y baterías.

Porque si hay algo que consume esta aplicación es la batería de tu smartphone. No de una forma anormal, sino que sencillamente notarás que la autonomía de tu móvil es mucho menor a medida que más los juegas. Esto porque el juego hace uso de tu GPS, datos móviles, cámara, pantalla y tecnología de realidad aumentada para funcionar.

Advertisement

Advertisement

Pero tranquilo, esto no quiere decir que no podrás jugar más a tu nuevo juego móvil favorito (que ya es casi una adicción para muchos), solamente debes tener más cuidado y seguir una serie de pasos para que el juego consuma la menor cantidad de batería posible.

Qué hacer para que Pokémon Go no consuma toda tu batería

  • Desactiva el WiFi y Bluetooth mientras estés jugando. Si andas en la calle persiguiendo pokémon lo más posible es que no necesites de estas conexiones, así que es hora de apagarlas.
  • Disminuye el brillo de tu pantalla. Esto puede ser un problema, dado que en el día necesitas de él para ver la imagen en el móvil, pero trata de ajustar el brillo al menor nivel posible para ahorrar batería.
  • Baja el volumen (incluso por completo). Vamos, que no necesitas escuchar los ruiditos que hacen los pokémon en la aplicación mientras te encuentras en la parada de autobús intentando capturar un Pidgey. Desactiva el sonido y tu batería te lo agradecerá.
  • Si sabes que no estarás cerca de un enchufe pronto, evita hacer cosas innecesarias en la aplicación. Por ejemplo eso de explorar desde la pantalla todos los gimnasios cercanos (así no vayas a ir a ellos todavía) o “jugar” con los pokémon que has capturado para ver cómo se mueven, todo eso es innecesario y consume mucha batería. Déjalo para cuando estés en casa.
  • Desactiva las aplicaciones en segundo plano. Esas como Facebook o Twitter que están todo el tiempo actualizándose en segundo plano, sí, desactívalas para evitar que consuman batería en los ratos que estés jugando.
  • Finalmente, si todo lo demás falla, compra una de esas baterías externas para cargar tu móvil cuando estés en la calle jugando. Aunque estamos en el año 2016 y los smartphones siguen teniendo baterías muy pobres, así que es muy probable que ya la tengas.

Qué hacer para que Pokémon Go no consuma todos tus datos móviles

Otro grave problema que puede afectar a un jugador de Pokémon Go está relacionado con el hecho de que el juego requiere de conexión a Internet para funcionar, ya sea estar conectado a una red WiFi o usar tus datos móviles. Pero por supuesto, debido a que el juego se basa en salir a la calle a capturar pokémon, no esperemos poder aprovechar mucho la red WiFi de casa, el trabajo o el Starbucks más cercano.

Y si te descuidas (y juegas mucho) te puedes quedar sin datos móviles, un problema real para aquellos que no tenemos datos ilimitados. Pero que no cunda el pánico, desde Pokémon Go Database comparten unos consejos bastante útiles para evitar que el juego devore todos nuestros datos:

Sponsored

  • Ajusta la cantidad de datos que usan otras aplicaciones. Muchas apps gozan de estar actualizándose siempre en segundo plano y consumiendo tus datos sin que te percates. En el caso de las que menos uses puedes limitarlo directamente desde la app (por ejemplo en el caso de Twitter configurar que solo se actualice cuando accedes a ella). Pero también es posible hacerlo desde los ajustes del sistema operativo: en iPhone lo puedes hacer desde el apartado de “Redes móviles” en el menú de ajustes, y en Android seleccionando cada aplicación que quieres limitar en el apartado de “Uso de datos” del menú de configuración.
  • Evita que las aplicaciones se descarguen y actualicen usando tus datos móviles. Sí, que te enteraste que tu aplicación favorita ahora cuenta con nuevas características, o quieres probar ese otro juego móvil para dar un pequeño descanso (mientras te lo permita tu adicción) a Pokémon Go, pero recomendamos esperar a que llegues a casa o te conectes a una red WiFi antes de descargar. En iPhone puedes seleccionar que las apps solo se actualicen usando WiFi en el menú de ajustes, e igual en Android.
  • Accede a las páginas web en versión para móviles. Muchas de tus páginas favoritas cuentan con una versión móvil que está mucho más comprimida y consume menos datos, de hecho, en muchos casos es a la que tu navegador móvil accede por defecto (en el caso de Chrome hay que “forzar” el acceso a la versión de escritorio). Además, navegadores como Opera Mini prometen (y cumplen) consumir menos datos al navegar.
  • Atento a la cantidad de datos que tienes disponible, piensa en un mínimo y cambia tu consumo una vez llegues a él. Por ejemplo, una vez que solamente te quede el 20% de tus datos puedes evitar acceder a aplicaciones de streaming como Netflix o Spotify, y alejarte por completo de YouTube.
  • Evita descargar archivos multimedia usando tus datos móviles. Ese vídeo de la graduación de tu hermana tendrá que esperar a que llegues a casa para ser descargado.
  • Accede a Pokémon Go solo cuando lo vayas a usar. Cierra la aplicación si no la estás usando, esto te ahorrará tanto datos móviles como batería.
  • Juega solamente en lugares donde te puedas conectar a WiFi. Es casi imposible de hacer, pero cuando ya no te queden datos quizás no tengas otra opción más que capturar pokémon en cafeterías, tu universidad, casa y en el trabajo, pero cuidado con que te vea tu jefe.

Ahora sí, ve y atrápalos a todos. [vía Pokémon Go Database / Lifehacker]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.