¿Echas de menos la nieve? Entonces busca un tarro o una botella grande y fabrica tu propio vaso de tormenta. Se trata de un popular truco de química fácil de hacer y que solo necesita un puñado de elementos químicos y algo de vodka alcohol etílico.

El vaso de tormentas se conoce desde el siglo XVIII. De hecho, se creía que servía para pronosticar el tiempo que iba a hacer, sobre todo para averiguar si se avecinaba una tormenta de nieve. Hasta existían tablas de equivalencia en función de la forma y la posición de las “nubes” y de los copos de “nieve” que se forman dentro del vaso. El invento se hizo famoso gracias a Robert FitzRoy, entusiasta de la meteorología y capitán del HMS Beagle, el barco en el que Charles Darwin realizó su más famosa expedición. FitzRoy se jactaba de poder predecir cuándo se avecinaba mal tiempo gracias al vaso de tormentas.

Advertisement

En realidad, el vaso de tormentas no prevé absolutamente nada, o muy poco. En 2008, un equipo de investigadores publicó un estudio en el que se explicaba su funcionamiento. La furia de la tormenta dentro de la botella depende sobre todo del rango de temperaturas exterior. Según el frío que haga, los cristales se forman a diferente velocidad y en distintas estructuras, desde una densa niebla hasta copos que recuerdan totalmente a la nieve. Como mucho es un termómetro intuitivo, pero también indudablemente hermoso.

Este vídeo de NightHawkInLight explica en detalle cómo fabricar un vaso de tormentas. Los ingredientes son:

  • Un litro de Alcohol etílico diluido en agua al 50% (el vodka suele ser ideal porque ya está diluido en una graduación similar)
  • 85 gramos de alcanfor
  • 30 gramos de nitrato de potasio
  • 30 gramos de cloruro de amonio

La fórmula no es exacta en el sentido de que podemos ser un poco liberales a la hora de añadir más o menos de un ingrediente y seguirá funcionando. Los ingrediente se calientan en una cazuela hasta que están completamente disueltos y luego tan solo se deja en el exterior para que se formen los cristales. Una vez formados los cristales, el bote puede reutilizarse simplemente calentándolo hasta que se vuelvan a disolver (con la tapa quitada para que la presión no lo rompa). [NightHawkInLight vía Motherboard]

Advertisement