Corea del Norte, país que vive bajo el régimen dictatorial de Kim Jong-Un, ha anunciado que lanzarán su propia versión de Netflix, para que los ciudadanos y turistas puedan ver vía streaming las series y producciones creadas por el estado, además de un montón de propaganda política.

El “servicio” estará disponible a través de un set-top box, o dispositivo reproductor multimedia, llamado “Manbang”, el cual funciona conectado a la Intranet del gobierno norcoreano. Porque evidentemente no estará conectado al Internet que usa el resto del mundo.

Advertisement

A través de este dispositivo los ciudadanos y turistas podrán “disfrutar” de producciones que, normalmente, están centradas en el poderío militar, en la lealtad al gobierno y la familia de Kim-Jong Un, en la disciplina y en las tradiciones de la nación.

Esta es, sin lugar a dudas, una sorpresa. Y es que la enorme mayoría de los ciudadanos en este país no tiene ningún tipo de acceso a Internet, por lo que esta clase de cosas sencillamente no se esperan. Pero es bastante conocido que Kim-Jong, a sus 32 años de edad, se ha dedicado a realizar copias de productos occidentales, desde su propio smartphone Android a una especie de ordenador al mejor estilo Apple. ¿La razón? Corea del Norte siempre ha querido que, ante los ojos del mundo, el país se vea lo más “avanzado” posible.

No sabemos si finalmente Manbang va a llegar al público norcoreano, pero de ser así muchos finalmente podrán ver vía streaming sus telenovelas propagandísticas preferidas. [vía NK News / Foreign Policy]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.