Un equipo de investigadores chinos ha logrado desarrollar un tipo de papel basado en el grafeno que actúa de distintos modos una vez es sometido a cambios de temperatura. Puede doblarse, plegarse y hasta torcerse por sí solo, como por arte de magia.

Pero no es magia ni brujería, sino simplemente ciencia. El papel está basado en el óxido de grafeno y cuenta con una serie de regiones activas sobre su superficie que responden a los cambios en el clima. Durante sus demostraciones, los científicos aplicaron calor sobre él usando un láser infrarrojo y su respuesta era doblarse de distintas formas, hasta “caminar” de forma graciosa (debido al pliegue que se formaba en él).

Más allá de lo curioso de este papel y lo exitoso que sería en cualquier espectáculo de magia en una fiesta de cumpleaños infantil, la idea del equipo de investigadores es que este nuevo material, cuyo costo es realmente bajo, pueda ser incluido en sensores que actúen de distintas formas cuando son sometidos a cambios de temperatura, humedad o pH en un futuro cercano. El estudio completo está disponible para leer en el siguiente enlace. [Science Advances vía Science Magazine]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)