Imagen: Angelica Alzona / Gizmodo

Una de las historias más banales que afloraron esta semana en los escatológicos Juegos Olímpicos de Río fue el repentino e inexplicable enverdecimiento de no una, sino dos piscinas olímpicas.

Advertisement

En realidad sí que hay una explicación: las algas. Muchas algas. Las algas crecen en el agua tibia y tranquila, especialmente cuando hay mucha luz solar para descomponer compuestos antimicrobianos molestos, como el cloro. Alternativamente, el color verdoso pudo ser causado por un simple desequilibrio químico. Pero, como no puede ser de otra manera, Internet tiene su propia hipótesis: pipí.

Medios de renombre como The Guardian y New Scientist se vieron obligadas a señalar que el color verde de las piscinas no era el resultado de una micción masiva perpetrada por manifestantes olímpicos o, yo qué sé, gimnastas ebrios. Pero como demuestran las encuestas de Twitter de esta semana, una parte considerable de la población sigue sin estar convencida:

A medida que la confusión, el miedo y la indignación se apoderaban del mundo civilizado, mis compañeros de trabajo y yo nos empezamos a preguntar: ¿cuánto pis hace falta realmente para teñir una piscina olímpica de verde? Para averiguarlo, pasé la tarde de ayer investigando la vejiga humana, la teoría del color y el álgebra de la secundaria.

Advertisement

La premisa básica de mi investigación era sencilla. Como sabe cualquier niño de primer grado, azul + amarillo = verde. Pero cuando tratas de averiguar la cantidad de color amarillo que se necesita para llegar de un tono de azul a un tono de verde, la cosa se complica. Pronto me di cuenta de que iba a tener que hacer algunas suposiciones.

Lo primero que necesitaba era una imagen representativa de las piscinas olímpicas de Río antes y después del incidente. Elegí la imagen de abajo porque está relativamente bien iluminada, nos muestra una piscina contaminada y una no contaminada en el mismo marco y no tiene ningún filtro obvio de Instagram.

Supuesto #1

Esta es una imagen representativa del color de las piscinas olímpicas de Río, antes (izquierda) y después (derecha) de la presunta micción masiva. Ten en cuenta que la de la derecha es una piscina de saltos, mientras que la de la izquierda es una piscina de waterpolo, lo que podría afectar un poco al balance de color debido a las diferentes profundidades. Para simplificar, supondremos que el color de las dos piscinas debe ser el mismo.

Armada con esta muestra, descargué la aplicación de iOS “True Color” para determinar las proporciones matemáticamente exactas de rojo, azul, amarillo y blanco de una región de la imagen. Por solo $2,99, una ganga.

Investigación científica en curso
Un ejemplo de los datos facilitados por True Color

Después de seleccionar al azar un puñado de puntos de las dos piscinas y calcular la media de los resultados, llegué a algunas estimaciones aproximadas de sus composiciones de color:

Advertisement

Sponsored

Piscina antes del incidente: 28% amarillo (72% azul + blanco)

Piscina después del incidente: 31% amarillo (69% azul + blanco)

Advertisement

En esencia, la piscina de saltos se volvió un 3% “más amarilla” tras el incidente. Ahora, antes de calcular a cuánta orina equivale eso, tenemos que hacer otra suposición.

Supuesto #2

La orina humana es de color amarillo puro, sin adulterar. Tiene esta pinta:

Así es como Dios quería que se viera el pis

Este es sin duda el peor supuesto, por razones que voy a discutir en un momento si es que no las has adivinado. Pero por ahora vamos a asumir que es así, porque simplifica los cálculos. La orina humana estándar es amarilla como un girasol bañado por el sol.

Advertisement

Por último, hay que hacer un tercer supuesto muy importante.

Supuesto #3

Por cada vejiga llena de desechos de un brillante color amarillo que cada ser humano vacía en la piscina, se elimina un volumen similar de agua de la misma. En otras palabras, el volumen total de la piscina no cambia. Podemos suponer con seguridad que esto es correcto porque la piscina de la derecha de nuestra imagen no está rebosante de orina.

Advertisement

¡Bien! Ahora ya podemos establecer un sencillo sistema de ecuaciones para calcular la cantidad de orina que se necesita para teñir de verde una piscina olímpica.

Dado:

Piscina antes de micción (PAM) = 28% amarilla

Piscina después de micción (PDM) = 31% amarilla

Volumen estimado de una piscina olímpica de saltos = 1.886 metros cúbicos = 1.886.000 litros (en base a una profundidad media estimada de 4,5 m, FINA), y dimensiones horizontales estimadas de 18,3 × 22,9 metros (iSport Diving)

Volumen de “amarillo” en la piscina después de sumar la orina = 1.886.000 × 0,31 = 584.660 litros

x = cantidad de agua que queda en la PAM después de drenar

y = cantidad de orina sumada a la PDM

Podemos establecer dos ecuaciones:

x + y = 1.886.000

0,28(x) + y = 584.660

Ahora todo lo que tenemos que hacer es reorganizar los términos y resolver el sistema de y:

y = 584.660 - 0,28(x)

x + (584.660 - 0,28(x)) = 1.886.000

0,72x = 1.301.340

x = 1.807.417

y = 1.886.000 - 1.807.417 = 78.583

SOLUCIÓN: Hace falta un total de 78.583 litros de orina humana para teñir esa piscina de verde.

Eso es un montón de pis.

Advertisement

Según Continence.org, la vejiga de un adulto sano puede almacenar hasta 600 mililitros de orina. Suponiendo que el incidente fue perpetrado por un grupo de adultos con vejigas llenas y normales, y suponiendo que nadie orinó dos veces, harían falta:

78.583 /0,6L = 130.972 vejigas humanas llenas para teñir una piscina olímpica de verde

Eso es un montón de meadores desesperados, casi la mitad de la población de Islandia. Es difícil imaginar a tantos seres humanos haciendo pis en una piscina olímpica en el transcurso de una sola noche sin llamar la atención.

Es más, ¿recuerdas el supuesto #2 sobre la orina humana de color amarillo abejorro? Honestamente es una basura de suposición, sobre todo si los hombres y las mujeres que contaminaron la piscina son tipos atléticos bien hidratados, como uno podría esperarse de los Juegos Olímpicos. Aquí tienes una paleta de los colores de la orina que encontré con una búsqueda de Google Imágenes:

Parecería que la orina humana estándar es de un color más bien pastel. Si tu orina es de color amarillo brillante, amigo mío estás muy deshidratado y posiblemente necesites atención médica.

Advertisement

Advertisement

¿Qué implica esto? Que 130.972 se debe considerar una estimación a la baja del número de adultos con la vejiga llena necesarias para teñir la piscina de color verde. Ante esta realidad, siento decir que es muy poco probable que incluso un grupo muy motivado y muy deshidratado de personas repugnantes pueda haber logrado esto sin que alguien sospechara que estaba pasando algo.

Además, creo que olería fatal.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.