Comienzan las reparaciones del Cristo Redentor de Río de Janeiro tras el rayo que rompió uno de sus dedos. Los trabajadores han comenzado hoy a inspeccionar el exterior de la estructura, que cuenta con pararrayos (el cable puntiagudo en la imagen). Aún así, instalarán más para intentar que no se repita lo que ocurrió

Advertisement