La imagen de arriba parece retocada con Photoshop pero no, es real. La captó el rover Curiosity y la publicó en su archivo el Jet Propulsion Laboratory de la NASA el pasado 11 de Septiembre. Si no la has visto aún, en ella aparece un objeto casi perfectamente esférico y de apariencia porosa. Y no, no es ningún artefacto alienígena, sino una roca, aunque de forma y tamaño realmente singulares.

Debajo puedes ver la foto completa, o también aquí.

Como han confirmado científicos del JPL a Discovery News, se trata de una roca esférica de poco más de un centímetro de diámetro, muy pequeña. Explican que probablemente es una roca sedimentaria, formada cuando los minerales se separan del agua y se convierten en masas duras de sedimento. Su forma vendría por tanto de la erosión del agua que existió en Marte hace millones de años. De hecho, se cree que la zona en la que se tomó fue antes el fondo de un lago, y el efecto del agua, sedimentos y otros factores de erosión, son los que habrían creado esa peculiar forma casi esférica.

Advertisement

No es la primera vez que se fotografían este tipo de rocas en Marte. El Opportunity ya lo hizo primero en el 2004 y luego en el 2012, obteniendo otra curiosa imagen de las que se acabarían bautizando como "rocas arándanos".

Este fenómeno geológico también se da en nuestro planeta. Quizás uno de los lugares más conocidos por albergar estas rocas esféricas, aunque no tan perfectas y de mayor tamaño, es la playa de Bowling Ball, en California. Tal vez Marte, hace mucho, mucho tiempo, fue algo remotamente parecido a la imagen debajo. [JPL vía Discovery News]

Foto: Bowling Ball Beach, California. / Wikimedia Commons

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)