2015 es el año de Star Wars, o mejor dicho, el año del renacer de Star Wars. Con la nueva película, The Force Awakens, y sus cómics y videojuegos ampliando el universo cinematográfico de Georger Lucas, estamos listos para mucho más. Disney lo sabe, pero el problema es que parece que planean hacer muchas más películas de lo que imaginamos. Tantas, que no tienen un límite establecido.

Según un reportaje de Wired, Disney ha decidido lanzar una película de Star Wars cada año, durante todo el tiempo que pueda. Eso quiere decir que, aunque ya existen planes de 6 nuevas películas desde este año hasta 2021, esas no serán las únicas Star Wars que veremos. De hecho, si nos descuidamos, de aquí a 2030 ya estaremos viendo el Episodio 18 de la saga.

Y esto es un grave problema.

Exprimiendo la gallina de los huevos de oro

No me malinterpreten, soy fanático de Star Wars, lo he sido durante toda mi vida y lo seguiré siendo por lo que me queda. Soy de los que prefieren el Anakin Skywalker de Sebastian Shaw y no el de Hayden Christensen, y soy de los que no soportan ver ni una foto de Jar Jar Binks, entre otras cosas.

Advertisement

Pero debemos entender que esta clase de franquicias, como todo, tienen su punto de quiebre. Es cierto que ha pasado casi 40 años desde que saliera la primera Star Wars, pero en infinidad de casos se ha demostrado que los remakes o las secuelas innecesarias (Alien: Resurrection, por ejemplo) le hacen mal a una franquicia, y la arruinan ante los ojos de sus fanáticos de toda la vida.

El problema es que tanto Star Wars como todo lo relacionado a Marvel son productos tan poderosos y conocidos en todo el mundo que es imposible que una empresa como Disney no quiera exprimirlos. Son, sencillamente, gallinas de huevos de oro, y cada una de sus películas es sinónimo de cientos de millones de dólares. Y por ello, se espera que Disney lance ese “universo expandido”, que incluya series, películas, cómics, videojuegos, series animadas y mucho más. Productos que actualmente ya existen, pero la nueva idea es conectarlos al estilo del universo cinematográfico de Marvel.

Advertisement

En diciembre The Force Awakens romperá los récords de taquillas y la verán (y seguramente amarán) cientos de millones de personas en el mundo. J.J. Abrams volverá a ratificarse como una deidad nerd y los que crecimos jugando con sables láser imaginarios (además de las nuevas generaciones) nos sentiremos felices.

Pero si alcanzan el punto de quiebre, y exprimen la franquicia hasta más no poder, terminarán destruyéndola. Ya Abrams está salvando Star Wars después del daño que le hizo George Lucas con las precuelas, pero dudo que eso pueda suceder una segunda vez.

Por favor, Disney, no maten nuestras historias favoritas. [vía Wired]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)