Cada vez son más y más los coches que acompañan la pantalla táctil del salpicadero para el GPS con un navegador integrado. El C4 Grand Picasso de este año es uno de esos modelos, pero Citroën ha decidido equiparlo con una versión de Internet Explorer de hace... 8 años.

Este análisis en búsqueda del user agent (el identificador del navegador, en definitiva) realizado por Dan Sloane revela no sólo que el coche utiliza una versión móvil de Internet Explorer completamente desfasada, ya que el anuncio de la versión mobile (la que técnicamente usa el C4) data de 2008, sino que en el caso de la versión de QT, la 4.5.2, la fecha de lanzamiento se remonta a 2006, hace casi una década.

Advertisement

Advertisement

¿Lo peor? Lo peor no es que pertenezca a algo parecido a la prehistoria de la navegación móvil, sino que incluso cuando Internet Explorer Mobile 6.0 acababa de lanzarse ya era una versión del navegador bastante terrible. Gizmodo escribió hace 10 años sobre el lanzamiento: “There’s no excuse for this” (No hay excusas para esto).

El Citroën C4 Grand Picasso. Imagen: Citroën

Es complicado adivinar los motivos de Citroën para basar el navegador de uno de sus últimos motivos en una antigualla así. Pueden ir desde razones meramente burocráticas, la simple ineptitud o la necesidad de hacerlo compatible con ciertas partes o controladores de hardware en el coche igual de antiguas.

Nota: Citroën ha sido contactada, sin respuesta al momento de la publicación, para la elaboración de este artículo, que se actualizará si procede.



Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)