Imagen: risteski goce / Shutterstock.

Si vives en los Estados Unidos y tienes un dron, aléjate de los militares. El Pentágono ha anunciado una nueva política de seguridad que le permite al ejército derribar a balazos cualquier dron que consideren una amenaza, en especial si se está acercando a alguna base militar o zona restringida.

La medida se hizo efectiva a partir del pasado mes de julio, pero no ha sido hasta ahora que la han hecho pública. Con esta política buscan mantener seguras y confidenciales un total de 133 instalaciones militares, los ejercicios que allí se llevan a cabo y el contenido de sus almacenes.

Advertisement

La orden del día para las Fuerzas Armadas estadounidenses es actuar contra cualquier objeto volador a control remoto que se acerque a sus bases, instalaciones y zonas restringidas. El ejército puede capturarlo, destruirlo a disparos o seguirlo hasta su propietario para interrogarlo al respecto de qué hacía volando sobre un área militar.

Las bases, los almacenes y en general cualquier área controlada por los militares en Estados Unidos son considerados zonas de exclusión aérea y ninguna aeronave puede sobrevolar el área. Ahora, la orden incluye a los drones. Después de todo, estos gadgets cuentan con cámaras que pueden registrar la actividad militar en la zona, el contenido y el tránsito.

Así que ya sabes, si deseas conservar tu preciado dron por el que posiblemente pagaste alrededor de mil dólares, aléjalo de las zonas militares o lo harán pedazos a disparos. Además, el propietario del dron podría ser condenado a pagar una multa o pasar un tiempo en la cárcel. [vía Military Times]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.