Contemplar una bandada muy numerosa de pájaros es uno de los espectáculos más fascinantes de la naturaleza. A pesar del aparente caos, las aves se sincronizan en formaciones que cambian a cada segundo con una precisión matemática. A continuación os ofrecemos algunas de las fotos más fascinantes de grandes grupos de pájaros en pleno vuelo.

¿Cómo pueden moverse tantos pájaros en perfecta sincronía? No hay una respuesta concluyente al respecto. Los biólogos húngaros K. Bhattacharya y Tamás Vicsek presentaron en 2010 un estudio que teorizaba sobre que los pájaros eran capaces de sentir con mucha precisión las perturbaciones aéreas que producen las alas de sus compañeros más cercanos en el aire para moverse en consecuencia. Dos años después, ambos investigadores publicaron en la revista New Journal of Physics una teoría complementaria que señala a la brújula natural que tienen las aves migratorias para orientarse, como parte importante también a la hora de situar su posición dentro de la bandada.

Advertisement

Sea como sea, es un espectáculo digno de verse. La colección ha sido recopilada por nuestros compañeros de io9. Comenzaremos por una serie de fotos para terminar con algunos vídeos que merece la pena ver. Que los disfrutéis. [io9]

Bandada de estorninos

(vía Love These Pics)

Bandada de estorninos sobre un muelle en ruinas. Brighton, Inglaterra. 2006

(Foto: Mike Hewitt/Getty Images)

Estorninos sobre Roma, Italia. 2008

(via Wikimedia Commons/Paolo)

Nubes de estorninos sobre Sommerset, Inglaterra. 2011 (Portada)

(vía Tony Armstrong)

Nube de aves con forma de champiñón sobre Sommerset, Inglaterra. 2011

(vía The Guardian, photo by Tim Graham)

Bandadas sobre Brighton, Inglaterra. 2011

(Fotos: Mike Hewitt/Getty Images)

Bandadas de estorninos sobre Gretna, Escocia. 2011

(Foto: Scott Heppell/AP)

Aves acuáticas despegando al unísono

(Photo by Dan Kitwood/Getty Images)

Bandadas de estorninos formando olas

(vía raisingmaggie)

El Ballet de las Aves

(vía Neels Castillon)

100.000 estorninos en el cielo

(vía Mark Rigler)