Imagen: AP

Siguiendo el excelso ejemplo de otras ceremonias como la de Miss Universo, Warren Beatty y Faye Dunaway dieron ayer como ganador durante la gala de los Oscars a La La Land. ¿El problema? Se habían equivocado de sobre, y el premio iba en realidad para otra película, Moonlight.

Lo que ocurrió no está exactamente claro y probablemente pase a los anales del cine con su punto de controversia. La explicación oficial, y también la menos rocambolesca, se debe simplemente a un problema de visión.

A sus 79 años, los ojos de Beatty ya no ven como lo hacían hace 50 años en Bonnie and Clyde (el aniversario de la cinta es el motivo por el que él y Faye Dunaway se encargaban de entregar el premio) y simplemente se equivocó de sobre. Cogió el que iba destinado a Mejor Actriz.

Advertisement

En vídeo puede verse como Beatty mira con incredulidad la tarjeta que él sabe, ahora sí, es la equivocada y con un astuto “Anda, venga, dilo tú” le entrega el sobre (y el marrón) a Dunway:

Quedan, y probablemente quedarán, varias preguntas, como por ejemplo por qué Beatty no se dio la vuelta para preguntar a los productores por el sobre correcto. Lo que sí merece un unánime aplauso es la integridad de Jordan Horowitz, productor La La Land, al reconocer que no habían ganado. [vía ABC]