Ingenieros de la NASA han desplegado por primera vez una versión de prueba del escudo solar del telescopio James Webb, el que será el sucesor del Hubble cuando se lance en 2018. El panel ha funcionado a la perfección en el test. Se compone de 5 membranas que deberán desplegarse correctamente en el espacio alrededor del observatorio central. ¿Para qué sirven?

El escudo solar es la parte más grande del telescopio. Es, más o menos, del tamaño de una pista de tenis, lo que hace al James Webb el mayor telescopio espacial jamás creado. El escudo sirve para dividir el telescopio en dos zonas: una cálida y otra fría, que impide que la luz del Sol llegue a los instrumentos de infrarrojos de la zona central. Como explica la NASA, para funcionar, esos instrumentos tienen que operar a unos -220º C. El escudo solar bloquea la luz en esa parte, generando un factor de protección solar equivalente a 1.000.000 (por referencia, el que se suele incluir en las cremas solares varía entre 8 y 50).

Advertisement

Puedes ver más detalles sobre el telescopio James Webb en su página de la NASA. En el proyecto también colaboran la Agencia Espacial Europea y la Canadiense. [vía NASA]

Foto: NASA

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)