Imagen: Matyas Rehak / Shutterstock

A partir de 2018, la segunda red de metro más grande de América Latina empezará a funcionar principalmente con energías verdes. Una planta solar y un parque eólico suministrarán el 60% de la electricidad que consume el metro de Santiago de Chile, una red con cinco líneas y más de 100 de estaciones.

La presidenta Michelle Bachelet anunció este lunes los detalles del acuerdo, que tiene detrás una inversión estatal de 500 millones de dólares. Las llamadas Energías Renovables No Convencionales alimentarán tanto la tracción de los trenes como la iluminación de las estaciones y las oficinas de la red.

Advertisement

El Pelícano, una central fotovoltaica de 100 MWAC desarrollada por la compañía española Elecnor, suministrará el 42% de la electricidad con energía solar. El parque eólico de San Juan, propiedad de la compañía brasileña Latin America Power, sumará otro 18% proveniente de la energía del viento.

Las centrales estarán operativas a finales de 2017. Más de dos millones y medio de pasajeros utilizan a diario el metro de Santiago. [vía Quartz]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.