Imagen: Stefano Boeri.

La construcción de la primera ciudad forestal de China ha comenzado. Se trata de un urbanismo completamente ecológico que, al estar cubierto de árboles y plantas, ayudará a absorber el CO2 de la región para combatir la contaminación del aire.

La ciudad, diseñada por el arquitecto Stefano Boeri, estará ubicada a las afueras de la ciudad-prefectura de Liuzhou y ocupará un terreno de 175 hectáreas. Cuando esté finalizada será el hogar de 30.000 personas entre sus edificios, los cuales serán completamente ecológicos dado que contarán con paneles solares para producir su energía y un sistema de energía geotérmica para el aire acondicionado.

Advertisement

En cuanto al transporte, la ciudad estará conectada por un monorriel eléctrico que la conectará con la ciudad principal y solo se admitirán coches eléctricos.

Imagen: Stefano Boeri.

Sin embargo, más allá de sus bondades ecológicas y de autosuficiencia, lo más interesante de la ciudad es que servirá de “pulmón natural” para limpiar el aire de la región. Las plantas que cubrirán los edificios son especiales para reducir los niveles de contaminación, por lo que se calcula que absorberán unas 10.000 toneladas de CO2 al año y producirán unas 900 toneladas de oxígeno.

Los responsables de la ciudad esperan tenerla lista para el año 2020, mucho más rápido de lo que podríamos imaginar. Lamentablemente, no es posible crear este tipo de ciudades en cualquier región del mundo dado que deben prestarse ciertas condiciones específicas climáticas y de terreno, pero el arquitecto estima que esta será la primera de muchas. [Stefano Boeri vía Design Boom]

Más imágenes de la ciudad bosque de Liuzhou:

Imagen: Stefano Boeri.
Imagen: Stefano Boeri.
Imagen: Stefano Boeri.

Todas las imágenes: Stefano Boeri.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.