Las cámaras que graban a muy alta velocidad tienen dos problemas: suelen ser muy grandes y muy caras. FPS1000 es un interesante proyecto de Kickstarter que ofrece lo que hasta ahora parecía imposible: una cámara de vídeo de súper alta velocidad que, además, permite utilizar objetivos intercambiables, es poco más grande que una GoPro, y no tan cara como las soluciones actuales.

FPS1000 es obra del ingeniero británico Graham Rowan, que la ha sometido a una ronda de financiación en Kickstarter. A falta de 29 días para terminar la campaña, ya ha logrado su meta, así que la FPS1000 tiene muchas papeletas para hacerse realidad.

Advertisement

La cámara integra una montura tipo C que, mediante diferentes adaptadores, permite usar la FPS1000 con prácticamente cualquier objetivo del mercado. El sensor tiene una resolución máxima de 2.560 x 2.048 píxeles, pero esta resolución varía a la baja en función de la velocidad a la que queramos grabar y la versión de la cámara (Silver, Gold o Platinum). Es posible, por ejemplo, grabar a resolución 1080p y 200 fps, pero si bajamos la resolución a 720p, podemos grabar a 550 fps, y de ahí en adelante. Sigue siendo una cifra notablemente alta comparada con los 30, 60 o 120 fps de las cámaras convencionales.

La FPS1000 mide solo 71 x 71 x 28 milímetros, y pesa 80 gramos. Su precio varía en función del modelo. La más barata puede comprarse por 349 libras (unos 560 dólares). La versión más sofisticada cuesta alrededor de 1.600 dólares. Su creador pretende entregarla a los inversores en enero de 2015. [Kickstarter vía Petapixel]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)