El año que viene, el venerable radiotelescopio de Arecibo dejará de ser el más grande de su clase. Los 305 metros de diámetro de su antena son apenas un cuenco comparados con FAST, el radiotelescopio gigante que China está construyendo en la provincia de Guizhou. Sus obras avanzan a buen ritmo.

Este increíble instrumento de precisión se propuso en 1994, pero su construcción no recibió luz verde hasta 2007. La primera piedra se puso en 2008, pero las obras de verdad no comenzaron hasta bien entrado 2011. Terminarán en septiembre de 2016.

FAST son las siglas de Telescopio Esférico con Apertura de 500 metros (Five hundred meter Aperture Spherical Telescope). Aunque tiene la misma forma que el de Arecibo y servirá para lo mismo (captar ondas de radio que viajan por el cosmos) es mucho más grande y tres veces más sensible.

Advertisement

La base del FAST es natural. Se trata de una depresión karstica semiesférica sobre la que se ha asentado u bosque de columnas que sostendrán los paneles de aluminio de la antena esférica principal. El radiotelescopio tendrá 4.600 paneles triangulares similares a los de Arecibo pero mucho más grandes. Cubrirán una superficie equivalente a unos 30 campos de fútbol.

El radiotelescopio FAST, cuando esté terminado en 2016.

Sobre ese gigantesco cuenco de medio kilómetro, suspendido a 140 metros de altura mediante seis torres estará el receptor. Un segundo receptor servirá para afinar el sistema. FAST será capaz de captar ondas entre los 70 MHz y los 3.0 GHz con una precisión de 4 arcosegundos. Si hay una señal ahí fuera que no hayamos oído, FAST la encontrará. [vía FAST-BAO]

Advertisement

Portada: Estado actual del telescopio FAST, en Foto: ChinaFotoPress/Stringer via Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)