La nueva arma secreta del ejército estadounidense es un remolque con una antena de radar. Bajo su apariencia totalmente inocua se esconde un generador capaz de dejar inservible cualquier máquina que tenga componentes electrónicos. No importa lo rápido que se mueva.

El remolque es solo la cubierta de un prototipo experimental de emisor de microondas de alta potencia diseñado por el fabricante militar Raytheon. El generador dispara un pulso de energía que es inofensivo para los seres humanos pero desactiva completamente cualquier dispositivo electrónico en un área en forma de cono.

Advertisement

Advertisement

El alcance del arma no se ha revelado, pero a juzgar por los mapas es muy amplio. En las pruebas, el dispositivo ha demostrado una efectividad brutal contra drones. Además, tiene la ventaja de que con un solo disparo abate todos los dispositivos en el área. También puede detener misiles o vehículos, no importa la velocidad a la que se muevan mientras estén en el rango de alcance. De hecho, los drones que ha eliminado son modelos de ala fija y tamaño pequeño como el Flanker o el Tempest. Este tipo de drones se mueve a más de 100 km/ h y son especialmente complicados de abatir mediante armas convencionales.

El emisor de pulsos se alimenta mediante un generador diesel y cuenta con una antena de radar propia para ver a sus objetivos. Su tamaño no lo hace muy apto para instalar en aviones, pero sí que podría convertirse en un sistema de defensa extraordinario para barcos. Su efecto, al fin y al cabo, es similar al pulso electromagnético generado por una explosión nuclear o por las tormentas solares especialmente potentes. [Aviation Week vía Popular Mechanics]