La evolución natural es un proceso que lleva miles de años. En el mundo de Dust, las especies cambian completamente en cuestión de meses y la mayoría de los seres humanos viven refugiados en ciudades amuralladas. Solo unos pocos se aventuran en el salvaje exterior.

El corto narra precisamente la historia de uno de estos buscadores que recorre los bosques estudiando cómo cambian las especies para adaptarse al entorno. Gracias a esas investigaciones encuentra medicinas nuevas, pero también plagas mortales. Pronto, su trabajo le llevará a enfrentarse a algunos cambios muy poco convencionales.

El argumento detrás del corto no solo es interesante. Su manufactura es digna de una superproducción. La historia de Dust se remonta a un primer tráiler en 2013. Su director, Michael Grier, logró financiar el corto mediante crowdfunding, y ahora busca convertirlo en una película completa. Ojalá lo consiga. [vía Ember Lab]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.